» Cocina » Comidas y Bebidas » Cómo hidratar la grenetina: Y obtener consistencia perfecta

Cómo hidratar la grenetina: Y obtener consistencia perfecta

Galería
Cómo hidratar la grenetina: Y obtener consistencia perfecta

La hidratación de la grenetina es una parte inicial del proceso para la elaboración de gelatinas y de diversos dulces y golosinas, entre los que están las gomitas de azúcar y algunos otros que tienen un núcleo blando y con aspecto de gel. La consistencia de la grenetina hidratada depende de la aplicación para la que va a ser utilizada, ya que en las gelatinas la concentración en menor que la utilizada para la elaboración de gomitas.

Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    Escoja un recipiente preferentemente con un área de diez por diez centímetros o mayor dependiendo de la cantidad de grenetina que vaya a hidratar, en este caso ese tamaño es suficiente para cincuenta gramos, con una altura bastante para contener una taza de agua. Algunas personas utilizan una taza como el recipiente para hidratar la grenetina pero se dificulta un poco más esparcirla de manera homogénea.

  2. 2

    Agregue una taza de agua fría al recipiente seleccionado. Nunca se debe de hacer en caliente pero si es posible utilizar agua al tiempo. Preferentemente utilice siempre agua fría para la hidratación.

  3. 3

    Espolvoree de manera uniforme la grenetina sobre la superficie del agua, cuidando de que no se formen grumos. Si considera que no quedó muy uniforme, con la ayuda de un tenedor puede agitar completamente la grenetina en el agua en el momento en que terminó de agregar la grenetina y solo durante dos o tres segundos, ya que la grenetina comenzará a espesar en pocos segundos debido a la absorción del agua.

  4. 4

    Espere unos diez minutos aproximadamente, tiempo en el que la grenetina empezará a absorber toda el agua del recipiente y tomará un aspecto de esponja suave, que se siente firme al tacto. Esto depende de la cantidad de grenetina utilizada, ya que entre más tenga puede tomar una consistencia más dura, por lo que se sugiere incrementar la cantidad de agua de manera proporcional a la grenetina usada. Con esto se tiene terminada la etapa en la que se hidrata, pero la grenetina no se utiliza en esta forma, sino que requiere de ser calentada para utilizarse en cualquiera de las recetas de gelatinas, preferentemente en un horno de microondas durante treinta o cuarenta segundos en el mismo recipiente que se usó para hidratarla.

Consejos y Advertencias
  • Si no agitó la grenetina en el agua inmediatamente después de agregarla, ya no lo haga, ya que la absorción comienza muy rápidamente y agitarla cuando comienza a endurecer podría ocasionar una hidratación dispareja, dejando algunos grumos, además de que una parte se pudiera adherir al utensilio usado para ello.
Comentarios
blog comments powered by Disqus