» Cocina » Comidas y Bebidas » Cómo hidratar tomates secos: Consíguelo fácilmente. Trucos

Cómo hidratar tomates secos: Consíguelo fácilmente. Trucos

Galería
Cómo hidratar tomates secos: Consíguelo fácilmente. Trucos

Los tomates secos son un producto tradicionalmente preparado en Italia y que solemos encontrar en los supermercados envasados y enlatados con aceite, aunque es también posible prepararlos en casa secando tus propios tomates al sol o en un horno. La ventaja de este producto es su intenso y especiado sabor, lo que lo hace el ingrediente ideal para salsas y guarniciones, incluso para pizzas, añadiéndole así un toque mediterráneo a tus platos. Sin embargo, para obtener el máximo provecho e su sabor y textura es preciso hidratarlos de la manera adecuada antes de utilizarlos en nuestras preparaciones gastronómicas. Se trata de una tarea sencilla, pero fundamental.

Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    Sumergir los tomates en agua. El primer paso para hidratar correctamente los tomates secos, es sumergirlos en agua, esta puede ser fría o caliente, no obstante se recomienda hacerlo en agua caliente pues esto acelera considerablemente el proceso. Si utilizas agua fría será preciso dejar los tomates remojando durante una hora, mientras que si lo haces con agua caliente, bastarán veinte minutos; si los tomates están muy duros, hervirlos durante unos minutos hasta que se ablanden.

  2. 2

    Escurrir los tomates. Cuando los tomates ya estén correctamente hidratados, escurre el agua y sécalos cuidadosamente, puedes hacerlo con papel absorbente, teniendo la precaución de que no queden trozos de papel adheridos a los tomates.

  3. 3

    Marinar los tomates. Para asegurarnos que nuestros tomates hidratados tengan un sabor delicioso, es preciso marinarlos una vez hidratados, para preparar la marinada debemos utilizar aceite de oliva y vinagre, añadiendo las especias de nuestra preferencia como orégano, tomillo, pimentón, albahaca, pimienta molida o en bayas, eneldo, ajo o laurel. También puedes incorporar otros ingredientes a la marinada como cebolla picada en cubos o dados de queso curado o semicurado, cuyo sabor se impregnará en los tomates dándoles un toque característico.

  4. 4

    Incorporar la marinada a los tomates. Coloca los tomates ya hidratados en un recipiente y vierte sobre ellos la mezcla preparada, cubre el recipiente con papel film y mételo en el refrigerador, preferentemente por al menos 24 horas para que les des tiempo de impregnarse de los ingredientes de la marinada.

  5. 5

    Sugerencias de presentación. Los tomates ya hidratados y marinados son un producto delicioso que puedes incorporar en muchos platos diferentes como guarnición o como salsa, para carnes o pescados y distintos tipos de arroces o patatas, y debido a su intenso sabor, incluso puedes servirlos solos, para picar con galletitas saladas.

Comentarios
blog comments powered by Disqus