» Salud » Medicinas y Remedios » Cómo inyectar, guía paso a paso

Cómo inyectar, guía paso a paso

Galería
Cómo inyectar, guía paso a paso

Cualquier persona se puede inyectar a sí misma por medio intramuscular e intravenoso, sabiendo cuales son las técnicas a seguir y las precauciones que se deben de tener en todo momento, pero las que se hacen de manera intravenosa son más exigentes que las otras, ya que un error podría ocasionar hasta la muerte de la persona. Los errores más importantes que se deben de tener en cuenta son las burbujas de aire dentro de las jeringas, ya que si se introduce una en el flujo sanguíneo, al llegar al corazón provocará un paro cardiaco.

Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    Tenga todo lo que va a utilizar a la mano, como algodones humedecidos con alcohol, jeringas y la solución a aplicar mediante la inyección.

  2. 2

    Lave previamente la zona donde se va a inyectar con abundante agua y jabón. Seque perfectamente.

  3. 3

    Agite la ampolleta en la que se encuentra la solución a inyectar, de tal manera que se asegure su homogenización. Si se sabe que es una solución aceitosa, se puede tener unos segundos en el chorro de agua tibia del grifo para que su aplicación sea más fácil y sin dolor.

  4. 4

    Rompa la ampolleta por el cuello en la sección marcada. Limar ligeramente el cuello de la ampolleta puede facilitar un corte más parejo.

  5. 5

    Inserte la aguja de la jeringa en la ampolleta hasta el fondo. Aspire poco a poco el contenido jalando el émbolo de la jeringa. Invierta la posición de la jeringa apuntando con la punta al techo, aplique unos pequeños golpecillos en el cuerpo de la jeringa para que se libere el aire contenido, que subirá hacia el extremo de la punta y expulse presionando el émbolo hasta que salga un pequeño chorrito de líquido. Este paso siempre es importante pero resulta vital cuando la inyección será intravenosa.

  6. 6

    Aplique un poco de alcohol con un algodón en la zona donde va a inyectar.

  7. 7

    Aplique la inyección con un movimiento firme sin aplicar mucha fuerza, en el caso de las inyecciones intramusculares, o localice la vena e inserte cuidando de no romper las paredes de la vena y atravesarla por la parte de atrás. En el caso de las inyecciones intravenosas puede ayudar aplicar una banda elástica por encima del brazo para resaltar más la vena.

  8. 8

    Presione cuidadosamente el émbolo de la jeringa para que la solución ingrese lentamente al músculo o al torrente sanguíneo, dependiendo del caso, hasta que casi el cien por ciento de la solución se introduzca. Puede dejar un pequeño remanente en la jeringa, en especial si nota ciertas burbujas, para evitar alimentar aire.

  9. 9

    Retire la aguja sosteniendo el extremo con otro pedazo de algodón humedecido en alcohol. Deje cubierto el punto de la inyección con el algodón hasta que cauterice.

  10. 10

    Deseche la aguja dentro de su protección en un lugar especial para desechos peligrosos y contaminantes. Si se trata de una jeringa desechable, haga lo mismo con ella.

Comentarios
blog comments powered by Disqus