» Hogar » Limpieza del Hogar » Cómo lavar ropa a mano: Consejos para un buen resultado

Cómo lavar ropa a mano: Consejos para un buen resultado

Galería
Cómo lavar ropa a mano: Consejos para un buen resultado

El lavado de ropa a mano, diferenciándose del que se realiza en el lavarropa, requiere de un trabajo artesanal y mayor tiempo de dedicación. Pero, a pesar de eso, mucha gente aún prefiere utilizarlo, ya que, de ser bien efectuado le dará un mejor resultado que de la manera automática.

Lo único que se precisa es un balde, jabón en polvo, un pan de jabón neutro, un cepillo, y, obviamente, agua.

Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    Diferenciar los tipos y colores de ropa

    Al igual que cuando uno envía la ropa al lavadero, ésta debe ser separada en categorías, según su textura y su color, ya que, de lo contrario, podrían desteñirse, o, incluso, arruinarse por completo.

    Por eso es conveniente lavar los pantalones por un lado, la ropa de lana por el otro, y las remeras y camisas luego, siempre diferenciando los colores claros y oscuros.

  2. 2

    Preparar el lavado

    Se deberá llenar el balde de agua fría e insertarle una porción de jabón en polvo, que se podrá medir con media taza de café. Luego, una vez disuelto el jabón en polvo (que es el mismo que se utiliza para el lavarropa) se inserta la ropa ya seleccionada y diferenciada en el Paso 1.

    Cabe aclarar que siempre se utilizará el agua fría, para que la prenda conserve su color original el mayor tiempo posible. Solo se podrá usar agua tibia en la ropa blanca, y cuando ésta se encuentra demasiado sucia, ya que, no tendrá color que perder, y, el agua, mientras tenga la temperatura mas elevada, ayudará a que la suciedad se desprenda con mayor facilidad de la textura.

  3. 3

    Enjuagar

    Una vez insertada la ropa en el balde (o cualquier otro recipiente similar), se la dejará unos 10 minutos en remojo, y luego se comenzará a enjuagar manualmente. Esto significa refregar y mover la ropa dentro del agua enjabonada durante unos 2 o 3 minutos. Luego de ésto, se dejará nuevamente en reposo otros 10 minutos mas.

  4. 4

    Sacar manchas específicas

    Suele suceder que se nos manche una prenda en un sector determinado. Mediante los pasos anteriores, este inconveniente probablemente no salga. Es entonces cuando entran en juego los dos elementos que hasta ahora no habíamos utilizado: el jabón neutro y el cepillo.

    Habrá que pasar jabón por la mancha y refregar, con cuidado, con el cepillo, hasta que ésta desaparezca. Es recomendable haecrlo previo al lavado, así luego se quita los restos de jabón sólido que pueden llegar a quedar.

  5. 5

    Secado

    Una vez realizados los pasos anteriores, se vaciará el agua del balde o recipiente (seguramente saldrá con un color sucio) y se centrifugará manualmente cada prenda hasta que queden en estado de humedad.

    Luego, se colgarán en el tender hasta que se sequen, para poder volver a ser utilizadas.

Comentarios
blog comments powered by Disqus