» Hogar » Limpieza del Hogar » Cómo lavar una chamarra de piel: paso a paso sin dañarla

Cómo lavar una chamarra de piel: paso a paso sin dañarla

Galería
Cómo lavar una chamarra de piel: paso a paso sin dañarla

La piel es un material que requiere de cuidados especiales para su limpieza y lavado, pues si se hace de manera incorrecta podemos dañar su estado natural y echarla a perder al querer tratarlas como un material de lavado fácil como la tela o prendas sintéticas.

La piel se utiliza en diferentes prendas y accesorios, tal es el caso de las chamarras, pantalones, chalecos, botas, bolsas, cinturones y carteras, las cuales lucen elegantes y muy duraderas si se tiene un cuidado especial en su limpieza.

A continuación le diremos cómo lavar una chamarra de piel paso a paso para evitar dañarla y hacer que nos dure por mucho tiempo en buen estado.

Dificultad
Fácil
Instrucciones

Cosas que necesitas

  • 1 esponja suave
  • 1 recipiente con agua
  • Jabón de calabaza
  • 1 franela blanca
  1. 1

    Divida la chamarra en varias secciones y comience a frotar suavemente con la esponja húmeda y un poco de jabón de calabaza en alguna sección. Evite mojar la chamarra para que no se ponga rígida.

  2. 2

    Una vez que ha frotado la primer sección, seque perfectamente el área lavada con la franela.

  3. 3

    Repita el procedimiento en todas las secciones de la chamarra.

  4. 4

    Si su chamarra tiene malos olores, puede dejarla oreándose a la sombra.

Consejos y Advertencias
  • Utilice productos a base de silicón que se utiliza para darle brillo a las prendas de piel una vez que haya perdido su textura y se vuelva opaca con el tiempo.
  • Para evitar malos olores en su chamarra al no ser utilizada frecuentemente, procure sacarla del closet de vez en cuando para que se oree y evite la humedad que produce el encierro.
  • Recuerde que las chamarras de piel nunca pasan de moda, y son consideradas prendas modernas y populares que lucen increibles en cualquier momento.
  • Si sometemos una chamarra de piel en el agua por un tiempo prolongado, además de mantenerla a calor extremo como es el caso de las tintorerías, lograremos dañarla severamente y perjudicar su tamaño y coloración. No es recomendable llevar prendas de piel a una tintorería.
  • Si por algún motivo su chamarra de piel o cualquier otra prenda de éste mismo material estuvo expuesto por mucho tiempo al agua, deje secar por si sola a la sombra. Si aun así la prenda permanece muy rígida, frótela sobre si misma con algo de fuerza.
  • Jamás eche una prenda de piel a la lavadora, de lo contrario se echará a perder por completo.
  • Antes de lavar su chamarra de piel, primero haga la prueba en una pequeña sección de la misma para asegurarse de que lo está haciendo correctamente y evite dañarla.
Comentarios
blog comments powered by Disqus