» Cocina » Comidas y Bebidas » Cómo montar la nata: Hazlo muy fácil con esta guía de pasos

Cómo montar la nata: Hazlo muy fácil con esta guía de pasos

Galería
Cómo montar la nata: Hazlo muy fácil con esta guía de pasos

El saber o conocer cómo usar la nata es indispensable, sobre todo en la repostería. La nata está presente en una de cada tres recetas de repostería y, es por eso, que la importancia de saber montarla o cocinarla es tan importante. Montar la nata de forma correcta requiere una buena experiencia previa ya que la nata puede convertirse en mantequilla en apenas dos minutos, echando a perder la receta al completo. Si quieres montar la nata de forma correcta sigue estos sencillos pasos.

Instrucciones

Cosas que necesitas

  • Azúcar
  • Estabilizador de nata
  • Nata liquida para montar
  • Recipiente o bol
  • Varilla metálica manual o eléctrica
  1. 1

    Coloca las varillas metálicas dentro del congelador. Puedes usar varillas metálicas manuales o eléctricas. Las varillas eléctricas reducen la fuerza de batido y evitan pequeñas lesiones musculares pero son más propensas a convertir la nata montada en mantequilla debido a su fuerza en el batido.

  2. 2

    Coloca el bol dentro de la nevera. El bol donde se va a realizar la conversión de nata liquida a montada debe estar completamente frio. El frio ayudará a que la nata adquiera la textura esponjosa y cremosa que caracteriza al producto una vez montado.

  3. 3

    La nata también debe estar en la nevera. Mete, la noche anterior de realizar la receta, la nata dentro de la nevera o en un lugar frio. La nata debe estar fría si se desea realizar la receta de forma correcta.

  4. 4

    Vierte la nata en el recipiente o bol. Vierte todo el contenido sobre el recipiente. Debes recordar que la nata duplica su volumen cuando se convierte en nata montada por lo que es recomendable escoger un recipiente lo suficientemente hondo y grande como para evitar su desbordamiento.

  5. 5

    Con ayuda de las varillas, frías y congeladas, monta la nata. Bate fuertemente la nata, siempre en la misma dirección y con la misma velocidad. Realizar este paso con una varilla metálica es mucho más sencillo ya que mantiene una fuerza y velocidad constante.

  6. 6

    Cuando la nata adquiera la textura deseada debes dejar de batir. Si continuas batiendo convertirás la nata montada en mantequilla. La mantequilla que se obtiene de una nata montada de forma incorrecta puede ser consumida o utilizada para la creación de otra receta.

  7. 7

    Conserva la nata. Para ello debes introducirla en la nevera y consumirla o usarla en un máximo de 7 horas después de su elaboración. La nata requiere de un exceso de frio para su conservación. Es recomendable enfriar ligeramente la nata antes de realizar otra receta como pasteles o galletas decoradas ya que, de esta forma, la nata le dará un toque fresco al producto.

Consejos y Advertencias
  • Si quieres realizar la nata montada para la elaboración de pasteles o tartas puedes convertirla en chantillí. La crema chantillí es nata montada con un toque dulce ideal para la creación y decoración en la repostería. Añade un poco de azúcar glas durante el batido de la nata para crear esta deliciosa crema.
Comentarios
blog comments powered by Disqus