» Aficiones » Ciencia » Cómo nacen los perros

Cómo nacen los perros

Galería
Cómo nacen los perros

Los perros, al igual que las personas, son una especie perteneciente a los mamíferos que tienen un proceso de gestación parecido en forma al de las mujeres, pero con un período de tiempo muy inferior. Independientemente de que el proceso de gestación tome menor tiempo en los perros, casi todo lo demás es muy similar a la manera en que nacen las personas, con la diferencia adicional de que casi siempre son partos múltiples de varios cachorros de ambos sexos. El nacimiento de los perros puede ser una buena manera para que los niños aprendan como nacieron ellos.

Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    Las perras se embarazan teniendo relaciones con los machos en sus etapas fértiles, que normalmente son detectadas por los perros debido a la producción de feromonas, en lo que se conoce como etapa de celo de la hembra.

  2. 2

    Posteriormente los embriones tienen un proceso de gestación dentro del vientre de la perra de entre 56 y 64 días, es decir, un promedio de dos meses, en tanto que el proceso de gestación de las personas dura nueve meses.

  3. 3

    Conforme la perra se acerca a la fecha de parto, alrededor de los sesenta días previamente mencionados, su temperatura rectal desciende en poco más de un grado, lo que resulta una manera muy clara de deducir que el momento de parto o nacimiento de sus cachorros está muy próximo.

  4. 4

    La perra embarazada que está a punto de que nazcan sus cachorros mostrará una dilatación vaginal mediante contracciones, idéntica a la que ocurre con las mujeres. En el momento de máxima dilatación nace el primer cachorro. Cuando son muchos los cachorros que hay en el vientre de la perra, el parto o nacimiento de los cachorros puede durar unos cuantos minutos, pero cuando son menos se puede espaciar el tiempo de nacimiento entre cada cachorro hasta aproximadamente dos horas.

  5. 5

    Cada cachorro que nace es expulsado dentro de una bolsa de tejido muy fina conocida como placenta y con el cordón umbilical que lo alimentaba dentro del vientre de la madre. Generalmente las perras limpian con su lengua y hocico a los cachorros comiéndose la placenta y residuos del nacimiento. Remover la placenta es indispensable para permitir que los cachorros puedan respirar libremente y no se asfixien. Es importante mantener un lugar cómodo para la madre en el momento del parto, que también goce de una temperatura cálida, por encima de los 33 grados centígrados, ya que los pequeños cachorros no pueden controlar bien la temperatura de su cuerpo y acudirán inmediatamente a mamar leche de la madre y obtener el calor del cuerpo de la misma.

Comentarios
blog comments powered by Disqus