» Dinero » Empleo » Cómo negociar sin ceder: La guía básica para hacerte valer

Cómo negociar sin ceder: La guía básica para hacerte valer

Galería
Cómo negociar sin ceder: La guía básica para hacerte valer

Las negociaciones son uno de los procesos que más tiempo y paciencia demanda. Sea en el ámbito que sea, todos quieren hacer valer su posición o dinero e intentan diferentes estrategias para no perder la partida. Sin embargo, en muchas oportunidades, por la falta de la tranquilidad para no acelerarse y las ansias, hace que esto se trunque.
En este lugar podrá tener recomendaciones y secretos para que usted sepa llevar a cabo este tipo de estrategias, logrando el objetivo de sacar el mayor rédito posible.

Instrucciones
  1. 1

    Antes de comenzar con un trato de este tipo, tendrá que saber que la imagen y personalidad demostrada en estas ocasiones, es un factor clave para que la otra persona termine rindiéndose en esta lucha. En el caso de discutir por un precio o valor, será de gran importancia que nunca se muestre dubitativo y hasta el último momento confíe en sus convicciones. Si por algún motivo se da cuenta que está equivocado, tendrá que ir disminuyendo la intensidad de la riña y buscar encontrar el beneficio propio más cercano para que la otra persona no se de cuenta que lleva las de ganar.

  2. 2

    Una vez que conozca esto, en el caso de dinero es muy común que las negociaciones comiencen con pisos mucho más elevados que de los que realmente terminan. Es por esto que, ante esta circunstancia usted tendrá una base mayor a lo que realmente aspira. Para explicarlo mejor, si quiere 10, su piso tendrá que ser 15. De esta forma se asegura que, si por alguna razón las cosas no van como usted quiere, igualmente se verá favorecido por la tasa impuesta, ya que es muy habitual ver que en pleitos de este tipo se lleguen a conclusiones intermedias. Por ende, no se hará lo que ninguna de las partes solicita, pero al quedar en la mitad, usted saldrá ganando si de ante mano pone estas condiciones.

  3. 3

    El último paso para sellar toda negociación y hacerse valer es nunca desbordarse ni salir de su libreto. Si en alguna ocasión el clima se vuelve tenso o usted pierde el control de si mismo, seguramente la otra persona perderá el respeto y lo tomará como un hombre con el que no conviene hacer negocios.
    Por esta razón se dice que muchas veces la imagen y personalidad impuesta en ese momento, es más importante que el tono de voz y lo expresado con sus palabras.

Comentarios
blog comments powered by Disqus