» Familia » Relaciones Personales » Cómo perder la vergüenza: Guía de consejos paso a paso

Cómo perder la vergüenza: Guía de consejos paso a paso

Galería
Cómo perder la vergüenza: Guía de consejos paso a paso

Muchas personas sufren a la hora de relacionarse con sus semejantes, ya sea individualmente o en el momento de dirigirse a un grupo. Se trata de hombres y mujeres de natural introvertido, que temen exponer su verdadera naturaleza o su carácter a los demás por miedo a ser juzgados o malinterpretados.

Así, detrás de la vergüenza se esconde el miedo al rechazo social, la dependencia emocional de los juicios de los demás y a menudo una baja autoestima.

Perder la vergüenza resulta muy conveniente en todos los aspectos de la vida, ya que puede llegar a fustrar el establecimiento de relaciones personales, comerciales y profesionales que hubieran sido de gran importancia para el interesado.

Por otro lado, los beneficios de tener vergüenza son inexistentes, ya que no se gana nada quedándose al margen de la interacción social y se perpetúa y agudiza una introversión que puede aislar del contacto humano y disfrute de los demás.

Instrucciones
  1. 1

    Haga una lista de las situaciones en las que le gustaría perder la vergüenza o mejorar sus relaciones sociales con los demás comportándose de manera más extrovertida. Puede ser desde hablar con un compañero de trabajo que le cae bien pero con quien de momento no tiene contacto como el hacer una exposición oral o pedirle una cita a alguien.

  2. 2

    En la comodidad de su hogar, visualícese a sí mismo dando el paso de perder la vergüenza y dirigiéndose a la persona deseada con total confianza. Imagínese desplegando todo su encanto y posibilidades, y dedique unos momentos a sentirse como si lo estuviera haciendo. Más adelante podrá recortar las sensaciones beneficiosas de esta visualización, que le ayudarán a encarar la situación de estrés y vergüenza con otra actitud.

  3. 3

    Practique el discurso las veces que haga falta hasta que se sienta convencido de él. Piense y diga en voz alta las frases que le gustaría pronunciar en el momento por venir, en cómo quiere expresarse, el tono de voz, los gestos con los que acompañará a su voz y expresión facial. La práctica y la experiencia son los mejores aliados a la hora de perder la vergüenza.

  4. 4

    Cuando se encuentre en la situación en la que normalmente siente vergüenza, manténgase relajado a través de una respiración pausada, no siga el hilo de pensamientos fustrantes o negativos que dicen que usted no podrá hacerlo y recuerde todas sus prácticas anteriores. Recuerde que nada de lo que suceda significará el fin del mundo y que porá intentarlo muchas otras veces en el futuro. Felicítese por haberlo intentado, independientemente del resultado.

Comentarios
blog comments powered by Disqus