» Aficiones » Aficiones » Cómo pintar cuadros modernos: Recomendaciones prácticas

Cómo pintar cuadros modernos: Recomendaciones prácticas

Galería
Cómo pintar cuadros modernos: Recomendaciones prácticas

Para pintar cuadros modernos conviene olvidarse de intentar reproducir el modelo con la mayor fidelidad posible. El arte moderno pretende expresar emociones, crear imágenes nuevas que provoquen reacciones, que inviten a la reflexión. La pintura moderna exige una enorme creatividad, imaginación, provocación, investigación artística.

Tiene el objetivo de explorar nuevas formas de expresión pictórica, que no se parezcan a estilos ya empleados anteriormente por otros artistas. El pintor moderno debe ser un investigador que busca nuevos lenguajes en pintura, que crea nuevos símbolos. En definitiva se trata de crear un nuevo mundo a través de la pintura, lo cual es muy distinto de copiar un paisaje del natural o de retratar a una modelo. Los temas de los cuadros también deben ser innovadores y provocativos, para expresar conceptos de un modo nuevo.

Dificultad
Fácil
Instrucciones

Cosas que necesitas

  • Pinceles
  • Botella de agua
  • Bata protectora de la ropa
  • Vasos
  • Tubos de pinturas
  • Caballete
  • Paleta de colores
  • Botella de aguarrás
  • Lápiz
  • Cartulinas blancas
  • Goma de borrar
  • Telas montadas sobre madera
  1. 1

    Es conveniente dibujar ideas y esbozos sobre papel, hasta dar con la composición más adecuada para expresar el mensaje. Se pueden añadir anotaciones al margen para expresar ideas, colores que se quiere emplear y otros aspectos.

  2. 2

    La composición elegida se copia a la tela con lápiz, adaptándola al formato del cuadro. Se pueden dar diversos trazos nuevos hasta lograr la composición más satisfactoria. Esta parte del trabajo es la más creativa, requiere estar concentrado, inspirado y poner los cinco sentidos en expresar de manera potente una idea.

  3. 3

    Pasamos a la pintura. Se toman los colores al óleo y se mezclan en la paleta para conseguir la tonalidad adecuada para cada parte. Se aplica la pintura en la tela suavemente, con mucho cuidado, de manera reflexiva. Esto permite observar en cada momento como evoluciona el aspecto del cuadro y decidir que elementos conviene añadir. Se pueden repasar todas las líneas de lápiz mediante trazos de pintura del color elegido en cada parte, para destacar el dibujo de base.

  4. 4

    En esta fase se debe conseguir la terminación del cuadro. Esto obliga a prestar mucha atención al conjunto, a la composición, y al equilibrio de formas y colores. De esta manera el artista puede añadir los trazos que crea convenientes, modificar los tonos de color en algún punto y crear nuevos detalles que ayuden al equilibrio de la composición. Para un artista creativo e innovador resulta difícil dar por terminado un cuadro, ya que siempre tiene la insatisfacción de que no se expresa con suficiente potencia su idea.

Consejos y Advertencias
  • Ver cuadros de artistas modernos puede servir de inspiración.
  • Hay que probar y descubrir nuevas formas, hasta dar con un estilo propio.
Comentarios
blog comments powered by Disqus