» Aficiones » Cómo hacer pintura impresionista paso a paso

Cómo hacer pintura impresionista paso a paso

Galería
árbol impresionista

El término del impresionismo es mayormente conocido por los grandes pintores que surgieron en esta época. Es un tipo de pintura que empezó a dar sus primeros pasos Europa en el siglo XIX, por lo que es bastante nueva en comparación a otras pinturas y aun así ha influido mucho en todos los pintores tanto modernos como más antiguos.
Lo que más ha llamado la atención a todos los pintores expertos y novatos, es la finalidad del impresionismo. Siempre que se pinta un cuadro impresionista se intenta que toda la identidad de lo que se está pintando permanezca, absolutamente todo desde la luz del día hasta el instante exacto. Si el modelo estaba comiendo a las tres de la tarde, era importantísimo que después, cuando se viese esa pintura reflejara tanto el acto que se llevaba a cabo, como la hora en que fue pintado.
Así pues, para llevar a cabo una pintura impresionista es muy importante tener en cuenta lo anterior, ya que sino se estaría faltando a la finalidad máxima de esta pintura.

Dificultad
Intermedio
Instrucciones

Cosas que necesitas

  • lugar tranquilo y poco ruidoso
  • lienzo
  • pincel fino
  • paleta con colores
  • pincel grueso
  1. 1

    En primer lugar, para hacer pintura impresionista se debe decidir si se quiere plasmar un cuadro de tal época o recrear un nuevo cuadro con una nueva situación pero siguiendo todos los pasos que indica este tipo de pintura. Una vez se tenga decidido, hay que buscar un lugar tranquilo donde el pintor tenga una inspiración buena y pocos ruidos. En esta habitación se debe almacenar todo el material y debe estar cerca del pintor mientras trabaja.

  2. 2

    A continuación, el pintor debe empezar a pintar teniendo muy en cuenta que se debe comenzar por el dibujo de fondo con un pincel mediano para ir dando forma al cuadro, a la situación y a la hora misma. Los colores que se utilicen deben ser lo más fieles posibles a los reales.

  3. 3

    Más tarde, una vez se haya completado el dibujo de fondo se irán realizando el resto de detalles con la ayuda de un pincel fino. Se pueden ir retocando colores que se hayan utilizado antes. Esto puede hacerse cuando está totalmente seco el fondo o también teniendo muy en cuenta la mezcla de colores, usando el que se deba para que se cree el color que se necesita exactamente.

  4. 4

    Por último, se debe comprobar que todos los detalles corresponden fielmente a lo que se ha querido pintar y se pueden llevar a cabo los últimos retoques con la ayuda de un trapo fino, con lo que borrar o hacer que se mueva la pintura. La finalidad última es que el cuadro parezca totalmente real y se recuerden los detalles del momento. Tiene que impresionar por la verdad que exprese el cuadro.

Comentarios
blog comments powered by Disqus