» Hogar » Decoración » Cómo pintar mi casa por dentro: Guía en pasos

Cómo pintar mi casa por dentro: Guía en pasos

Galería
Cómo pintar mi casa por dentro: Guía en pasos

Si alguna vez te has preguntado ¿Cómo pintar mi casa por dentro? Aquí encontrarás una sencilla guía donde aprenderás a hacerlo de manera práctica, rápida y sencilla. Tan sólo tienes que preparar los materiales, elegir el color con que pintarás cada habitación y ponerte manos a la obra. No serán necesarios los servicios de un pintor profesional porque tú misma podrás pintar tu casa de manera limpia y rápida con los colores que prefieras.

Dificultad
Fácil
Instrucciones

Cosas que necesitas

  • Agua
  • Útiles de limpieza
  • Botes de pintura con los colores que prefieras
  • Cinta de carrocero
  • Brocha
  • Rodillo
  1. 1

    Elige los colores con los que vayas a pintar cada zona de la casa.

  2. 2

    Pinta todos los techos con pintura de color blanco.

  3. 3

    Cuando el techo esté bien seco, protege sus bordes con cinta de carrocero, así como los quicios de puertas, las ventanas y los zócalos, para evitar que se manchen de pintura y coloca en el suelo papeles de periódico para no mancharlo de pintura.

  4. 4

    Con una brocha de tamaño medio ve pintando las zonas que unen la pared con el techo, las esquinas así como las zonas colindantes de ventanas, zócalo y puertas.

  5. 5

    Moja el rodillo en el bote de pintura y escúrrelo bien antes de llevarlo a la pared (el palo del rodillo puedes regularlo para que puedas llegar a cualquier altura de la superficie a pintar).

  6. 6

    Pinta siempre en la misma dirección, tratando siempre de llevar la brocha de arriba hacia abajo.

  7. 7

    Revisa la pared y los techos, por si hay alguna zona que necesite un repaso y retoca donde haga falta (en las zonas donde has pintado con brocha repasa con brocha y donde has pintado con rodillo debes repasar con rodillo).

  8. 8

    Saca la cinta de carrocero.

Consejos y Advertencias
  • Para que el rodillo no se reseque y puedas continuar con tu tarea de pintura en otro momento, lava bien el rodillo después de usarlo y mételo en una bolsa de plástico bien cerrada.
  • Ten siempre una fregona y un trapo húmedo a mano para evitar salpicaduras.
  • Puedes añadir una cenefa decorativa. Para pasillos o habitaciones infantiles queda muy original la pintura a dos alturas, la parte de arriba de la cenefa en un color y la de debajo de otro.
  • No saques la cinta de carrocero hasta que la pintura esté lo suficientemente seca, de lo contrario se arrollará la pintura.
  • Elige el rodillo adecuado en función del acabado que quieras proporcionarle a las paredes.
Comentarios
blog comments powered by Disqus