» Hogar » Reparaciones » Cómo pintar mi habitación: Consejos y técnicas sencillas

Cómo pintar mi habitación: Consejos y técnicas sencillas

Galería
Cómo pintar mi habitación: Consejos y técnicas sencillas

¿Estás pensando en pintar tu habitación y no sabes por dónde empezar? ¿Buscas consejos y técnicas sencillas? En este artículo encontrarás algunas indicaciones sobre cómo pintar tu habitación sin necesidad de tener la técnica de un pintor de oficio. Sigue punto por punto las indicaciones y de este modo el cuarto quedará limpio y como nuevo.

Dificultad
Fácil
Instrucciones

Cosas que necesitas

  • Pinceles
  • Pintura
  • Líquido limpiador
  • Plásticos, periódicos y telas desechables
  • Rodillos
  1. 1

    Reúne todos los materiales que necesitas antes de empezar: pinceles, brochas y rodillos de diferentes tamaños; botes de pintura; plásticos, sábanas viejas, periódicos y todo tipo de material desechable para cubrir los muebles; escalera para alcanzar el techo. Es mejor tenerlo todo antes de comenzar para no verte obligado a detenerte con la habitación patas arriba.

  2. 2

    Vacía la habitación: retira muebles, cuadros, libros… Es un paso fundamental porque pintar en un cuarto lleno de obstáculos se hace mucho más complicado. En caso de que algunos muebles sean demasiado pesados, déjalos pero asegúrate de cubrirlos bien con una sábana o un plástico.

  3. 3

    Tapa el suelo, las ventanas, la puerta y los muebles que pueda haber en el cuarto. Este paso es el más lento y engorroso de todos, pero resulta vital dedicarle tiempo y utilizar los materiales necesarios para hacerlo (papel, sábanas, plástico....). Piensa que todo lo que hagas en este momento sirve para reducir las horas de limpieza tras la pintura.

  4. 4

    Vístete con ropa vieja y desechable, incluido el calzado. No te olvides del pelo: una gorra con visera puede serte útil para evitar que la pintura te salpique en los ojos.

  5. 5

    Empieza a pintar. Utiliza el rodillo para todo lo que puedas (paredes, techo), ya que cubre más que las brochas y ahorra tiempo, y reserva los pinceles para las zonas complicadas, como esquinas y marcos de las ventanas.

  6. 6

    Para hacer el proceso más ameno (sobre todo si vas a pintar solo), escucha música o la radio mientras pintas.

  7. 7

    Una vez terminada la primera capa de pintura, revisa todo lo pintado y vuelve a pasar el rodillo o el pincel por aquellas zonas que no hayan quedado bien cubiertas (generalmente aquellas que ya estaban más sucias antes de empezar).

  8. 8

    Cuando por fin estés satisfecho del resultado, deja que se seque, dúchate y olvida la pintura hasta el día siguiente.

  9. 9

    Entonces, retira todos los papeles y plásticos que hayas utilizado para tapar el suelo y las ventanas, y limpia las manchas de pintura que hayan podido quedar. En principio hazlo solo con agua y un estropajo, pero para las manchas complicadas te será útil tener a mano un líquido limpiador de madera (para las puertas y los muebles) y una botella de aguarrás (para el suelo).

  10. 10

    Vuelve a colocar todos los muebles y objetos de tu habitación. ¡Enhorabuena, has terminado y tu cuarto está como nuevo!

Consejos y Advertencias
  • No empieces a pintar hasta tener todos los materiales.
  • No olvides tapar el suelo y los muebles antes de empezar.
  • El marco de las puertas y las ventanas necesita una pintura especial.
  • Vístete con ropa vieja, porque te acabarás manchando mucho.
Comentarios
blog comments powered by Disqus