» Cocina » Comidas y Bebidas » Cómo preparar arroz y que no se pase

Cómo preparar arroz y que no se pase

Galería
Cómo preparar arroz y que no se pase

El arroz es un alimento que no debe faltar nunca en nuestra dieta y con el cual se hacen innumerables recetas diferentes. El problema lo tenemos a la hora de cocerlo ya que si no lo hacemos correctamente puede pasarse. Para aprender a cocer bien el arroz vamos a preparar la clásica receta del arroz blanco y con ella conseguirás tenerlo siempre en su punto.

Dificultad
Fácil
Instrucciones

Cosas que necesitas

  • 4 Tazas de agua
  • 2 Cucharadas soperas de aceite de oliva
  • 2 Hojas de laurel
  • 2 Dientes de ajo
  • 2 Tazas de arroz
  • Sal al gusto
  1. 1

    Antes de empezar debes entender cómo funciona el sistema de cocción del arroz. El grano contiene almidón y para que se pueda comer, dicho almidón debe estar gelatinado. Para ello debemos hervir el arroz. Se irá cociendo desde el exterior al interior y es aquí donde radica el problema ya que si lo dejamos más tiempo de lo necesario se ablandará el interior por completo y se pasará. Una vez comprendido lo anterior comenzamos a preparar el arroz. Los ingredientes son para dos personas.

  2. 2

    Echamos en una olla dos cucharadas de aceite de oliva, dos dientes de ajo enteros, las dos hojas de laurel, sal al gusto y dos tazas de agua por cada una de arroz, teniendo en cuenta que la medida aproximada por persona es de una taza de arroz. Seguidamente ponemos la olla al fuego para que hierva.

  3. 3

    Una vez que el agua esté en ebullición echamos el arroz y lo dejamos cocer a fuego medio entre 12 y 15 minutos removiendo de vez en cuando; Este tiempo depende del tipo de arroz que estemos usando. Para evitar pasarnos lo mejor es ir probándolo hasta que veamos que está en su punto.

  4. 4

    Sabremos que está bien hecho cuando por fuera esté blando pero por dentro tenga un ligero punto crujiente, aunque también depende del gusto de cada persona, ya que hay a quien le gusta blando tanto en el interior como en el exterior. Sea como sea, el arroz no debe quedarse excesivamente blando, deforme o deshacerse, que en ese caso es señal de que se nos ha pasado.

  5. 5

    Una vez cocido, lo colamos y lo pasamos bajo el grifo con agua fría, seguidamente ponemos a calentar aceite en una sartén y rehogamos el arroz unos minutos. Con esto evitaremos que el arroz se apelmace. Por último echamos el agua de la cocción para que tome sabor y listo.

Comentarios
blog comments powered by Disqus