» Cocina » Recetas » Cómo preparar cheesecake: Manual sencillo para pastel exquisito

Cómo preparar cheesecake: Manual sencillo para pastel exquisito

Galería
Cómo preparar cheesecake: Manual sencillo para pastel exquisito

El cheesecake es, sin duda, la reina de las tartas. Este pastel, proveniente de la repostería Neoyorkina, está creado a base, principalmente, de queso.

Elaborar un pastel de queso, con las características de las famosas cheesecake, es una tarea muy complicada que requiere, además de practica en la cocina, una amplia experiencia pero, actualmente, existen trucos y consejos que han conseguido que cualquier persona, con un poco de paciencia y tiempo, logre elaborar esta deliciosa receta.

Dificultad
Fácil
Instrucciones

Cosas que necesitas

  • Azúcar
  • Mantequilla
  • Harina
  • Limón
  • Levadura
  • Mermelada
  • Requesón
  • Huevo
  • Nata
  • Naranja
  • Agua
  1. 1

    Coloca, en un recipiente de gran tamaño, la harina, la levadura y el azúcar.

  2. 2

    En otro recipiente, coloca unas cucharadas de mantequilla y un poco de piel de limón rallada. Para ello tan sólo debes presionar un limón contra un rallador de quesos.

  3. 3

    Bate la mezcla hasta que la mantequilla se derrita al completo y, por tanto, se mezcle con la ralladura de limón.

  4. 4

    Incorpora, a la mezcla de harina y azúcar, la mezcla creada con mantequilla y ralladura de limón.

  5. 5

    Bate todo el conjunto hasta obtener una masa pegajosa y grumosa.

  6. 6

    En otro recipiente, rompe un huevo al completo. No debes desechar ni la clara ni la yema del huevo.

  7. 7

    Incorpora el agua sobre el huevo.

  8. 8

    Bate el huevo diluido hasta obtener una mezcla perfecta.

  9. 9

    Incorpora la mezcla de huevo y agua a la masa creada anteriormente.

  10. 10

    Amasa, con las manos, durante tres minutos para obtener una masa homogénea, suave y totalmente ligada.

  11. 11

    Deja reposar la masa, dentro del frigorífico, durante cuatro horas. De esta forma conseguirás que la masa esté totalmente fría y, así, obtendrás la textura adecuada para la cheesecake.

  12. 12

    Estira la masa. Para ello puedes utilizar un rodillo de cocina. Debes estirar todo lo posible hasta obtener, como máximo, una altura de dos centímetros.

  13. 13

    Coloca la masa, estirada, en un recipiente de pastel para horno y, sobre ésta, coloca un trozo de papel de aluminio.

  14. 14

    Coloca peso sobre la masa. Debes colocar peso para que la masa no duplique el volumen, puedes colocar otra fuente de horno, garbanzos o cualquier cosa.

  15. 15

    Hornea la masa durante diez minutos. Durante el horneado, la masa debe tener el peso encima para que, con el calor, no duplique su tamaño.

  16. 16

    Quita el peso de encima de la masa y hornéala durante cinco minutos más. La masa ya no duplicará el tamaño pero si adquirirá un tono dorado.

  17. 17

    En un recipiente, mezcla la crema de queso o el requesón con el azúcar, harina, nata y una ralladura de limón.

  18. 18

    Bate todo el conjunto hasta obtener una masa suave.

  19. 19

    Añade, uno a uno, todos los huevos.

  20. 20

    Bate toda la mezcla siempre que añadas un nuevo huevo y, una vez se forme una masa ligada, añade otro huevo más.

  21. 21

    Coloca la mezcla sobre el molde para hornear. Debes hornear la masa durante una o dos horas a fuego muy lento.

  22. 22

    Deja que el pastel se enfríe. El pastel debe estar totalmente frio para que pueda ser manipulado sin deformarse.

  23. 23

    Voltea el recipiente con el pastel y, con cuidado, sácalo de éste.

Consejos y Advertencias
  • El truco para elaborar este pastel es dejar que se enfríe completamente pero, a su vez, sin perder un poco de calor. Para ello debes dejar durante una hora el pastel dentro del horno pero con la puerta abierta. De esta forma las capas superiores se endurecerán pero el pastel estará caliente.
Comentarios
blog comments powered by Disqus