» Cocina » Cómo preparar helado de piña paso a paso

Cómo preparar helado de piña paso a paso

Galería
Cómo preparar helado de piña paso a paso

Durante la época estival hay que buscar formas de superar el calor de la mejor forma posible. Siempre es aconsejable no salir a la calle durante las horas de máxima exposición al sol y llevar una botella de agua en el bolso. Además, el uso de un ventilador o del aire acondicionado ayudará bastante.

También es necesario cuidar los alimentos que se toman. Tomar un helado es una buena forma de hacer más llevaderos los días de calor y si a eso se le añade que es una forma sana y natural de comer bien, el helado se convierte en un aliado imprescindible.

Poder realizar nuestro propio helado, como un helado de piña, con ingredientes naturales y de forma casera, ayuda a mantenerse fresco, a mejorar la salud y, sobretodo, a disfrutar de un sabor tan irresistible como es el de la piña fresca.

Dificultad
Fácil
Instrucciones

Cosas que necesitas

  • 300 gramos de nata.
  • 1 piña natural fresca.
  • 100 gramos de azúcar glass.
  • 2 claras de huevo.
  • 50 gramos de licor (ron o vodka).
  1. 1

    Corte la piña natural por la parte superior, teniendo cuidado de no romper la corteza.

  2. 2

    Extraiga la pulpa de la piña y colóquela en un colador para que escurra.

  3. 3

    Coloque la corteza de la piña boca abajo en el frigorífico para que se mantenga fresca mientras se prepara el helado.

  4. 4

    Mezcle la nata junto con el azúcar hasta que quede una pasta homogénea.

  5. 5

    Monte las claras a punto de nieve y añádalas poco a poco a la mezcla anterior.

  6. 6

    Coja la pulpa de la piña y tritúrela en cachos muy pequeños y añádalos a la mezcla de nata, azúcar y claras de huevo.

  7. 7

    Vierta el licor, ron o vodka, sobre la mezcla. Este paso es opcional.

  8. 8

    Introduzca la mezcla de helado en la corteza de piña, con cuidado de que no sobresalga por encima de ésta.

  9. 9

    Congele la piña rellena en el congelador durante un mínimo de 8 horas o hasta que esté totalmente congelada.

  10. 10

    Corte en gajos la piña helada y sirva al gusto.

Consejos y Advertencias
  • Si no se desea usar la corteza de la piña, la mezcla de helado puede verterse en un bol de plástico o metálico y congelarse. Tras esto, se podrá servir en forma de bolas de helado individuales.
  • Para evitar el riesgo de romper la corteza de la piña durante la extracción de la pulpa, existen en el mercado diferentes vaciadores y peladores de piña que facilitan la tarea.
  • Para completar el postre, se puede echar un poco de galleta en polvo por encima del mismo.
Comentarios
blog comments powered by Disqus