» Cocina » Recetas » Cómo preparar lasagna italiana: Receta con pasos fáciles

Cómo preparar lasagna italiana: Receta con pasos fáciles

Galería
Cómo preparar lasagna italiana: Receta con pasos fáciles

La lasaña es un plato principal cuyo consumo tiene un alto porcentaje en países como Italia, país que vio nacer el plato, España o Estados Unidos. Este plato puede presentarse en una gran variedad de ocasiones como una cena romántica, una cena de navidad, un cumpleaños o una simple celebración, ya que posee un sabor, presentación y un aroma que combinan perfectamente en cualquier situación amorosa, festiva o como no, incluso en cualquier comida cotidiana acompañada de una ensalada.

Dificultad
Fácil
Instrucciones

Cosas que necesitas

  • Mantequilla
  • Harina
  • Cebolla
  • Aceite
  • Leche
  • Pimiento
  • Perejil
  • Tomate frito o salsa de tomate
  • Sal
  • Carne picada de cerdo, ternera o pollo
  • Huevos
  • Queso parmesano rallado
  • Nuez moscada en polvo
  1. 1

    Sofríe la cebolla y el pimiento previamente picado en tacos cuadrados de pequeño tamaño. Para sofreír verdura lo más recomendable es usar un fuego a mínima potencia ya que ablandará la verdura y no quemará el borde de ésta.

  2. 2

    Añade la carne previamente salpimentada cuando la cebolla tenga un aspecto transparente. Remueve y deja que la carne se fría completamente removiendo cada cierto tiempo.

  3. 3

    En un recipiente hondo coloca la harina y realiza un agujero, con los dedos, en el centro.

  4. 4

    Añade tres huevos completos, una cucharada de aceite y un poco de sal en el centro de la harina.

  5. 5

    Remueve fuertemente para formar una masa homogénea. Si la masa queda pegajosa debes agregar más harina y continuar amasando y, por el contrario, si queda demasiado dura debes agregar más aceite.

  6. 6

    Con la ayuda de un rodillo de cocina debes laminar la masa para formar las placas de la lasaña. Las placas deben ser lo más finas posibles por lo que debes presionar con el rodillo en varias direcciones.

  7. 7

    Cuece las placas en agua hirviendo durante cinco minutos para que dupliquen el tamaño.

  8. 8

    En un recipiente o cazo pequeño debes agregar un poco de mantequilla y aportarle calor hasta derretirla completamente. La mantequilla puede derretirse en el microondas si se desea.

  9. 9

    Añade la harina sin tamizar al cazo donde tienes la mantequilla derretida para comenzar a elaborar la salsa.

  10. 10

    Añade la leche previamente calentada en el microondas poco a poco mientras remueves la mezclar para formar una bechamel ligada.

  11. 11

    Espolvorea nuez moscada y sal a gusto para obtener una salsa con un sabor equilibrado. Es recomendable probar la salsa cada vez que se agrega un complemento como la sal o la nuez moscada para saber si queda demasiado soso o salado.

  12. 12

    Coloca las placas cocidas en una fuente de horno, añade toda la carne y la verdura sobre la placa, coloca una nueva placa cocida sobre la carne y cubre toda la fuente con salsa bechamel. Puedes agregar un poco de salsa bechamel junto a la carne para que adquiera un toque especial en el momento del horneado.

  13. 13

    Espolvorea queso parmesano a gusto y hornea la lasaña hasta que tenga un aspecto dorado.

Consejos y Advertencias
  • Puedes agregar otros productos como setas, zanahoria y espinacas a la lasaña. Para ello debes incorporar el nuevo alimento durante la elaboración y cocción de la carne.
Comentarios
blog comments powered by Disqus