» Aficiones » Cultura y Sociedad » Cómo presentar un ensayo: todos los pasos que debes seguir

Cómo presentar un ensayo: todos los pasos que debes seguir

Galería
Cómo presentar un ensayo: todos los pasos que debes seguir

A lo largo de los años de estudio formal a nivel superior, los alumnos se ven invariablemente en la necesidad de presentar textos en donde se refleja, de maneras diversas, el grado de comprensión y análisis que han logrado en etapas académicas anteriores. Uno de estos textos es, típicamente, el ensayo. Un ensayo tiene características que lo hacen único, y es por ello que saber cómo presentar un ensayo es tan importante como saber qué decir en él. La forma de presentar los contenidos es, en muchos casos, la clave del éxito. Por eso, a continuación se ofrecen todos los pasos a seguir para presentar un ensayo en óptima forma.

Instrucciones
  1. 1

    Ante nada, un ensayo debe estar bien organizado en la mente de su autor. Solo después de haber decidido sobre los aspectos fundamentales del trabajo será prudente comenzar a escribir. Por eso, el primer paso para elaborar un ensayo es redactar un índice, en donde se consignen las partes en las que se estructurará el ensayo.

  2. 2

    En primer lugar, estará el título, aunque no es necesario decidirlo a priori. Normalmente, el título surge luego de escrito el ensayo, y es casi lo último que se decide. Sin embargo, sí debe estar claro de qué tratará el ensayo, y esta temática debe poder expresarse en una frase breve, que puede oficiar como subtítulo. El subtítulo debe ser siempre descriptivo y explicar el título, que puede ser, por el contrario, una frase más metafórica o poética.

  3. 3

    El ensayo también debe constar de una introducción en la que se expone brevemente la temática general y donde se consigna la hipótesis o tesis del trabajo. Esto es, la pregunta que se intenta responder con la investigación. Esta pregunta debe ser concisa, ya que una falla en su definición puede traer serios problemas en el desarrollo del ensayo, perdiéndose el rumbo de la investigación.

  4. 4

    Luego, sigue el cuerpo del ensayo, es decir, el desarrollo en el que se consignará todo lo investigado y el análisis que de ello se ha hecho. Esta parte debe estar estructurada en párrafos significativos, que encierren en su interior una idea consistente o que demuestren cumplir una función en la totalidad del texto: cuidar de este aspecto permite eliminar el texto sobrante, que puede producirse en el calor de la escritura pero que, a posteriori, no demuestra ninguna relevancia.

  5. 5

    Finalmente, corresponde redactar una conclusión. Allí deben resumirse los puntos de llegada de la o las líneas de análisis seguidas en el cuerpo del ensayo, y es posible aventurar los motivos por los que se explica la esencia de los fenómenos estudiados y las futuras líneas de investigación posibles.

Comentarios
blog comments powered by Disqus