» Salud » Enfermedades y Transtornos » Cómo prevenir la artritis reumatoide: Guía de pasos sencillos

Cómo prevenir la artritis reumatoide: Guía de pasos sencillos

Galería
Cómo prevenir la artritis reumatoide: Guía de pasos sencillos

La artritis reumatoide (AR) es una enfermedad dolorosa que puede tener complicaciones serias. Por sí misma no es letal, pero tiende a cronificarse y puede limitar sensiblemente la calidad de vida de los pacientes, que suelen ser mujeres a partir de los 40 años.

Afortunadamente, no es una enfermedad frecuente y además suele quedarse en los estadios iniciales porque tiene fácil diagnóstico y tratamientos muy efectivos. Sin embargo, se trata de una enfermedad autoinmune cuyas causas se desconocen, lo que hace más complicado, y en ocasiones inútil, la prevención. Aquí se presentan algunos consejos y recomendaciones para evitar, en la medida de lo posible, esta enfermedad, o al menos retrasar su aparición.

Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    Es primordial saber que la enfermedad se presenta más frecuentemente en mujeres a partir de los 40 años. En hombres suele aparecer más tardíamente (50 años); por eso, vigílese si está en esa franja de edad.

  2. 2

    La artritis reumatoide ataca a las articulaciones, que se inflaman y duelen, y tiene especial incidencia en manos, pies y rodillas. Un síntoma característico es que siempre ataca a las extremidades de manera simétrica (las dos manos o las dos rodillas). Si no se trata, puede llevar a la destrucción de la articulación, de manera que esté atento a cualquier señal en este sentido.

  3. 3

    Al ser autoinmune y de origen no identificado, es difícil de prevenir. El ejercicio es fundamental, especialmente incidiendo en las articulaciones, y realizado de manera suave, sin forzarlas ni dañarlas.

  4. 4

    La natación es un ejercicio muy adecuado, ya que se mueven todas las articulaciones y el agua amortigua los movimientos. No obstante, no permanezca mucho tiempo en el agua (es mejor dos baños cortos que uno largo) y séquese bien al salir, evitando coger frío o humedad.

  5. 5

    Sea el tipo de ejercicio el que sea, hágalo suavemente, en sesiones cortas pero regulares (mejor quince minutos cada día que una hora cada cuatro) y, después del ejercicio, haga estiramientos y movimientos suaves con las articulaciones. Después del ejercicio, descanse bien.

  6. 6

    La dieta es otra de las fórmulas más adecuadas para evitar o disminuir la aparición de la artritis reumatoide. Consuma frutas, verduras y pescado azul, y evite fuentes de ácido úrico (marisco y espárragos, por ejemplo) y no consuma casquería o vísceras bajo ningún concepto.

  7. 7

    Los masajes regulares o sesiones de fisioterapia también pueden ayudar, prestando especial atención a las articulaciones. La aplicación de calor o ejercicios simples en casa (por ejemplo, apretar una pelota de goma blanda) es también muy recomendable.

  8. 8

    Por supuesto, acuda al médico la menor síntoma: rigidez matutina o después de periodos de inactividad, dolor intenso, enrojecimiento e inflamación, etc.

Comentarios
blog comments powered by Disqus