» Salud » Medicinas y Remedios » Cómo quitar el mal de ojo: consejos si crees que lo tienes

Cómo quitar el mal de ojo: consejos si crees que lo tienes

Galería
Cómo quitar el mal de ojo: consejos si crees que lo tienes

Es difícil describir que es exactamente un mal de ojo. Para asimilar este concepto hay que entender que se trata de un gran malestar generalizado originado por la asimilación de una mala o tóxica energía de una persona hacia otra. Esta transmisión a veces es inconsciente, aunque normalmente suele ser voluntaria para provocar malestar. Cuando viene de una persona que lo está realizando sin querer suele tener mucha envidia sobre la otra persona. Se puede tener síntomas como: mareos, pérdida de memoria, pesadillas en el sueño, insomnio y opresión en el pecho. Hay algunos hechizos o remedios para quitar el mal de ojo.

Instrucciones

Cosas que necesitas

  • Tijeras, aceite y plato hondo
  1. 1

    Se coloca una tijera totalmente abierta dentro de un plato (a poder ser hondo) con agua. Mojar el dedo (anular) siempre de la mano derecha del individuo que cree estar afectado con un chorro de aceite. Este dedo deja caer unas siete gotas de ese aceite en el plato y donde está colocada la tijera. Las gotas caen y mientras lo hacen se debe recitar una oración: "con un ojo te he mirado y con los dos te he ojeado, pero con el aceite te he curado". Si las gotas del aceite se quedan flotando es que el resultado ha sido positivo. Si las gotas caen al fondo del plato significa que habrá un proceso de curación.

  2. 2

    Se necesita una vela que sea blanca, un cuenco con agua y dos puñados de sal fina. Hay que hacer esta operación un viernes por la noche. Echar dos puñados de sal al agua y moverla. En el agua poner la vela encendida y colocar el cuenco detrás de una puerta. La persona perjudicada tendrá que estar en ese sitio hasta que la vela se consuma entera.

  3. 3

    El hechizo que más duración tiene es el que dura 21 días. Se usan nueve pedazos de carbón, un plato blanco y nueve cucharadas de sal gorda. El plato se pondrá debajo de la cama a la altura del cabezal (permanecerá en ese sitio durante una semana). Pasada dicha semanas se quitarán todos los carbones con la sal del plato sin tocar nada con las manos y se echará en una bolsa a poder ser de papel. Al día siguiente hay que tirar esa bolsa lejos de la casa en un lugar donde discurra el agua. Realizar el mismo proceso durante las dos semanas siguientes.

Consejos y Advertencias
  • Vela pequeña, cuenco, sal y carbón vegetal
  • Sal y agua
Comentarios
blog comments powered by Disqus