» Familia » Niños y Bebés » Cómo quitar el pañal: consejos para hacerlo bien

Cómo quitar el pañal: consejos para hacerlo bien

Galería
Cómo quitar el pañal: consejos para hacerlo bien

Retirar el pañal casi siempre suele ser un paso que crea incertidumbre en los papás y temores sobre si el pequeño conseguirá superar este trance en un breve espacio de tiempo o se prolongará excesivamente. Para iniciar este gran paso que cambiará buena parte de las rutinas del niño, se recomienda que sea a partir de los dos años, ya que se considera que su organismo empieza a estar listo para este cambio y empieza a desarrollar aceleradamente su comprensión y sus habilidades en el lenguaje. Para hacerlo de forma más cómoda y efectiva, conviene leer algunos consejos sobre cómo quitar el pañal.

Instrucciones

Cosas que necesitas

  • Paciencia y comprensión.
  • Los orinales que estimemos oportuno.
  • Premios para reforzarlo.
  1. 1

    La elección del momento. Debemos elegir un momento en el que observemos que el pequeño puede estar ya preparado para retirarle el pañal. Aunque se recomienda que sea hacia los dos años, debemos iniciar el proceso solo si el pequeño es capaz de diferenciar si se hace pipí, puede comunicarlo y sus evacuaciones son algo espaciadas en el tiempo. También debemos empezar en un periodo de tiempo en le que podamos estar plenamente pendientes de este proceso, ya que los primeros días es absolutamente normal que pueda mojarse a menudo.

  2. 2

    Debemos proporcionar lugares accesibles para realizar las evacuaciones para el pequeño. Podemos enseñarle simultáneamente a utilizar el orinal y el inodoro, aunque será perfectamente normal que prefiera el orinal. Este accesorio debemos colocarlo de forma que él sepa donde está y pueda acceder a el siempre que lo necesite, sin dificultad. Previamente, tenemos que haberle explicado para que sirve e invitarle a sentarse en el todo el tiempo que quiera, incentivándolo para que haga pipí pero sin presionarlo. Si lo hace, premiarlo con algo que pueda agradarle a modo de refuerzo. Conforme lo vaya haciendo en repetidas ocasiones, iremos retirando el refuerzo y dándoselo de forma intermitente hasta eliminarlo.

  3. 3

    Si no conseguimos resultados los primeros días, es muy importante no mostrar enfado ni frustración, ya que pueden crear inseguridad en le niño y dificultaría su aprendizaje. Cuando se moje, debemos explicarle con calma como debe hacer las cosas correctamente. A modo de ayuda, debemos recodarle cada cierto tiempo, que al principio puede ser cada media hora, que no lleva pañales y si tiene ganas de hacer pipí. Conforme veamos que tarda más entre evacuación y evacuación, debemos distanciar estos recordatorios, hasta llegar a eliminarlos para incentivar que solicite ir al aseo y después hacerlo el solo.

Consejos y Advertencias
  • Si puede ser, se recomienda las épocas con buena temperatura para empezar, ya que los niños llevan menos ropa y es más sencillo para ellos.
  • Nunca reñir o castigar, ya que conseguiremos el efecto contrario al esperado.
Comentarios
blog comments powered by Disqus