» Hogar » Limpieza del Hogar » Cómo quitar manchas: 5 técnicas de limpieza

Cómo quitar manchas: 5 técnicas de limpieza

Galería
Cómo quitar manchas: 5 técnicas de limpieza

En ocasiones nuestra ropa o incluso mobiliario se mancha, y no es suficiente con un simple lavado para que vuelvan a recuperar su aspecto original. En otros casos, la limpieza es engorrosa y no vale la pena lavar una prenda entera por una pequeña mancha, por lo que siempre es útil saber algún que otro truco sobre cómo quitar manchas, dependiendo del origen de estas, y de la tela que haya quedado afectada en cuestión. A continuación presentamos diferentes técnicas de limpieza con la que nuestra ropa quedará como nueva sin necesidad de acudir a la tintorería.

Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    Sea cual sea el tipo de mancha, es buena idea aclararla primero con agua, lo cual impedirá que la mancha se extienda aún más, y que su limpieza posterior sea más sencilla. Lo más eficaz es limpiar la mancha es echarle agua inmediatamente después de que se produzca, desde el exterior al interior para evitar que se propague. Si es posible, la aplicaremos desde el lado interior de la ropa en cuestión para evitar que esta traspase. Otras sustancias, como el alcohol, la leche o los polvos de talco, suelen ir bien para las manchas más rebeldes, todo dependerá de la sustancia que haya ensuciado la ropa y de nuestra rapidez a la hora de reaccionar.


  2. 2

    Lo más habitual es que nos manchemos la ropa con comida. El cómo quitar manchas dependerá de la comida con la que nos hayamos ensuciado. Para eliminar manchas de salsas e incluso chocolate, debemos lavar la ropa con agua fría y posteriormente con vinagre, mientras que si la mancha procede de alguna fruta (especialmente de frutos rojos), es mejor remojar la prenda en cuestión con un poco de leche, y proceder al enjuague con agua una vez que se haya secado la leche.

  3. 3

    El truco infalible sobre cómo quitar manchas de sangre es utilizar agua oxigenada. Debemos mojar la prenda con un chorro de agua oxigenada y esperar a que haga efecto. Una vez hayamos disuelto parte de la sangre, la secamos con un trapo, y la enguadamos con agua fría.


  4. 4

    Si se trata de una mancha de grasa, tenemos que mojar la ropa con abundante zumo de limón antes de echarla a lavar como de costumbre. Si se trata de aceite de motor, debemos echarle aguarrás y lavar posteriormente con agua caliente.



  5. 5

    Para las manchas de tinta, muy habituales si en la casa hay pequeños en edad escolar, lo mejor es poner en remojo la prenda manchada en leche tibia o caliente al menos media hora, y posteriormente lavarla. En ocasiones, puede utilizarse incluso yogur.

Consejos y Advertencias
  • Una vez se hayan aplicado estos trucos caseros, tenemos que limpiar la ropa en la lavadora como lo hacemos habitualmente para que esta quede totalmente limpia
  • Es muy importante actuar con rapidez y aplicar agua de inmediato, sea cual sea la mancha para evitar que se extienda
Comentarios
blog comments powered by Disqus