» Estilo » Imagen Personal » Cómo rasurarse, sin dañar la piel

Cómo rasurarse, sin dañar la piel

Galería
Cómo rasurarse, sin dañar la piel

Debido a la frecuencia de las rasuradas la piel se va irritando cada vez más, pero es posible evitar ese daño acumulativo mediante el uso de los mejores rastrillos del mercado y algunos productos químicos para el cuidado de la piel. Es muy importante también que la piel se humecte adecuadamente, así como los vellos de la barba y el bigote, para que puedan ser eliminados con mayor facilidad en menos pasadas y, por lo tanto, con una menor irritación de la piel.

Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    Remoje los vellos de la barba y el bigote con agua tibia o caliente, buscando dejarlos más manejables.

  2. 2

    Aplique jabón líquido para hacer una abundante espuma sobre la barba y el bigote, para facilitar la rasurada o utilice alguna espuma especial.

  3. 3

    Utilice un rastrillo con hojas nuevas para una rasurada más suave. Existen una gran variedad de rastrillos en el mercado con diferentes precios y características, pero los que ofrecen una rasurada más profunda son los de tres o más navajas, al tiempo que irritan menos al necesitar menos pasadas para rasurar cualquier zona de la cara, ya que cortan el vello desde la parte más próxima a la raíz antes de que este se contraiga. Esto también permitirá disminuir la frecuencia de las rasuradas al retardar la salida del vello. Utilice de preferencia los rastrillos que cuentan con una banda lubricada para que resbale más suavemente sobre el rostro. El uso de rasuradoras eléctricas puede irritar menos la piel, pero suelen no dejar una rasurada tan al ras como ocurre con los rastrillos de hojas múltiples.

  4. 4

    Comience a rasurar desde la zona que prefiera, pero siempre desplazando el rastrillo en línea recta en dirección perpendicular al filo de la navajas. Puede hacerlo de arriba hacia abajo, de abajo hacia arriba, de izquierda a derecha o de derecha a izquierda, totalmente a su gusto o a como mejor se acomode en determinada región de la cara.

  5. 5

    Enjuague con agua fresca o fría para remover el vello cortado y los residuos de jabonadura o espuma.

  6. 6

    Seque la cara con una toalla suave.

  7. 7

    Aplique una crema hidratante para después de afeitar. Evite utilizar productos que contengan alcohol como las lociones para después de afeitar, ya que estos productos, aunque refrescan momentáneamente, dañan aún más la piel en las zonas laceradas y de mayor irritación.

Consejos y Advertencias
  • Procure utilizar rastrillos no desechables o, en dado caso de que sea inevitable, utilícelo una o dos veces máximo.
Comentarios
blog comments powered by Disqus