» Dinero » Finanzas » Cómo resolver deudas: Guía de ayuda financiera

Cómo resolver deudas: Guía de ayuda financiera

Galería
Cómo resolver deudas: Guía de ayuda financiera

Una breve guía financiera de utilidad para resolver deudas rápidamente. En ocasiones las deudas se convierten en un grave problema para la economía personal o familiar y urge encontrar una solución. Para resolver deudas es preciso actuar a tiempo, antes de que la cantidad adeudada llegue a niveles insoportables. Es preciso cambiar de costumbres financieras y adquirir hábitos razonables y económicamente sostenibles. Las deudas pueden producirse por la aparición de gastos imprevistos, por la acumulación de un déficit continuado, o por la caída brusca de las ganancias previstas. Son situaciones que pueden ocurrir en muchas ocasiones, de modo que conviene estar preparados para ello. A continuación se explica paso a paso cómo resolver deudas, mediante consejos sencillos y eficaces.

Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    Cuantificar muy bien las deudas, los ingresos y los gastos. Para esto conviene elaborar un presupuesto personal o familiar completo, anotando en una libreta todos los ingresos anuales en la primera hoja. En la segunda se anotan todos los principales gastos mensuales y anuales. En la tercera hoja se anotan las deudas contraídas. De este modo se puede analizar bien la situación financiera global y cada una de sus partidas.

  2. 2

    Dialogar con las personas quienes se debe dinero. Se debe intentar llegar a un acuerdo de pago aplazado, mediante pequeñas aportaciones mensuales. Es razonable ofrecer también el pago de intereses razonables por el aplazamiento de los pagos. Generalmente estas ofertas de acuerdos son bien recibidas, ya que se aprecia la buena voluntad de dar la cara y de afrontar los pagos. Es muy importante reaccionar a tiempo y adoptar estos acuerdos antes de que la deuda crezca demasiado y resulte imposible de pagar.

  3. 3

    Hacer una drástica reducción de gastos. Para ello se puede tomar la libreta de anotaciones del presupuesto familiar, y proceder a eliminar todos los gastos que no sean realmente imprescindibles. No es fácil renunciar a comodidades ni a hábitos arraigados, pero es la solución más razonable. Debemos ser duros y fuertes para afrontar estos recortes, de manera que se consiga una buena rebaja en los gastos mensuales personales o familiares. Con el tiempo se descubre que muchas cosas no eran tan necesarias como parecían, y que la austeridad es una virtud saludable y educativa.

  4. 4

    Ahorrar un poco cada mes. Esto se puede conseguir si se ha efectuado una intensa reducción de gastos. De este modo a final de mes queda una cantidad sobrante en la cuenta corriente bancaria, que se puede emplear en efectuar pequeños pagos para devolver las deudas, y en ahorrar pequeños importes. Estas cantidades ahorradas permiten disponer de un elemento de seguridad financiera, ante la posible aparición de gastos imprevistos o caídas de los ingresos.

Consejos y Advertencias
  • Se pueden hacer muchas actividades de ocio gratuitas.
  • El ahorro produce satisfacción y da tranquilidad.
  • Se debe enseñar a los niños a ahorrar.
Comentarios
blog comments powered by Disqus