» Hogar » Limpieza del Hogar » Cómo restaurar una cómoda antigua: Manual paso a paso

Cómo restaurar una cómoda antigua: Manual paso a paso

Galería
Cómo restaurar una cómoda antigua: Manual paso a paso

¿Tiene un mueble de sus antepasados al cual tiene un cariño especial y no quiere deshacerse de él? ¿Se va a mudar de casa y tiene una cómoda antigua que no sabe dónde colocarla por lo deteriorada que está?

Aquí se lo ofrece un manual paso a paso de cómo restaurar una cómoda antigua y hacer de ella un mueble nuevo y vistoso que lucirá en su casa, piso o cualquier sitio donde la quiera colocar como una reliquia de un gran valor.

En unos sencillos pasos conseguirá unos resultados fabulosos.

Instrucciones

Cosas que necesitas

  • tapa poros
  • brochas
  • lima
  • anticarcoma
  • trapo
  • pintura
  1. 1

    Limpiar la cómoda con un trapo humedecido sin llegar a mojarla totalmente, es decir, que el agua no caiga mueble abajo, la misión de este paso es tan solo quitar el polvo o suciedad acumulada.

  2. 2

    Aplicar un producto anti carcoma con una brocha. Esto es muy recomendable ya que muchos muebles antiguos tienen esto y si no se extermina antes de aplicar los siguientes pasos la cómoda acabará deteriorándose en su interior hasta que cuando se dé cuenta sea demasiado tarde y no pueda hacer ya nada. Este producto lo puede encontrar en cualquier ferretería.

  3. 3

    Tapar la cómoda con una sabana o tela totalmente opaca y dejar reposar el producto el tiempo que se le indique en el reverso de la lata.

  4. 4

    Limar la superficie de toda la cómoda una vez que haya pasado el tiempo necesario para que el producto anti carcoma realice su función. El limado se puede hacer o bien con una lima a mano como siempre se ha hecho o bien con una lima eléctrica que el proceso sería mucho más rápido. Pero si no dispone de una, con una lima manual y paciencia aunque sea un poco más trabajoso el resultado será el mismo.

  5. 5

    Aplicar el tono deseado a la cómoda con una brocha. Puede utilizar dos brochas, una más grande para las superficies lisas, y de esta forma será más rápido este paso y posteriormente utilizar para las zonas más difíciles y pequeñas una brocha de tamaño más reducido para acceder a todos los huecos de la cómoda.

  6. 6

    Una vez seca la pintura que anteriormente se le ha aplicado, untar con la brocha un tapa poros para el acabado final de la cómoda, y dejar secar durante un día entero. O bien seguir las instrucciones de la lata y dejarlo secar el tiempo que le ponga en ella.

  7. 7

    ¡Disfrute de su cómoda y presuma de la reliquia que ha conseguido con tan poco esfuerzo!

Comentarios
blog comments powered by Disqus