» Dinero » Finanzas » Cómo se calcula el IVA: Guía y consejos prácticos

Cómo se calcula el IVA: Guía y consejos prácticos

Galería
Cómo se calcula el IVA: Guía y consejos prácticos

Aprender cómo se calcula el IVA es muy sencillo. El impuesto al valor añadido, que se calcula de manera diferente en cada país, tiene distintos tipos impositivos. Dependiendo del tipo de bien o servicio que estemos consumiendo, demandando u ofreciendo, tendremos que aplicar un porcentaje diferente de impuesto sobre el valor añadido. Estos porcentajes basculan entre el cuatro por ciento y el veintiuno por ciento en España, mientras que en otros países de nuestro entorno también varían, ya que este es un impuesto que cada uno de los estados puede regular a su antojo.

Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    El impuesto sobre el valor añadido de la categoría más común es el denominado "tipo general del IVA", y está establecido en algo más de la quinta parte del valor del producto, concretamente en el 21 por ciento. Es el que se usa para la mayoría de los productos y servicios, desde los automóviles a los comésticos, pasando por el tabaco o las bebidas alcohólicas. Para calciularlo, debemos coger la cantidad base aplicable en la factura. Obtenido este dato, debemos multiplicarla por 21. El resultado final, debemos dividirlo entre 100. De esta manera, para un producto de valor "50", al multiplicarlo por 21, nos daría "1050", y después, al dividirlo entre 100, nos quedaría un resultado de "10'5". Ese "10'5" es el impuesto sobre el valor añadido, que sumado al 50 inicial, nos arrojaría un precio final de 60'5.

  2. 2

    El tipo reducido del impuesto sobre el valor añadido es el siguiente más común, y es aplicable a una serie de productos alimenticios, y bebidas no alcohólicas. También a algunos productos sanitarios, como pueden ser las lentillas o las gafas, y al transporte terrestre de pasajeros. Su valor actual es del 10 por ciento, y para calcularlo, debemos multiplicar el valor inicial del artículo por 10, y luego dividirlo entre 100. Si un billete de tren nos costase en neto 34 euros, su impuesto sobre el valor añadido sería el resultado de multiplicar 34 por 10 (340), y después dividirlo entre 100 (3'4), por lo que el billete nos costaría finalmente 37'4 euros.

  3. 3

    El tipo super reducido del impuesto sobre el valor añadido es el que se aplica a los bienes de primera necesidad, tales como la leche, los huevos, las frutas, los libros, las prótesis para minusválidos, el pan o los cereales. Su valor actual es del 4 por ciento con respecto del precio neto del producto o servicio. Para calcular el impuesto sobre el valor añadido super reducido, basta con multiplicar por cuatro el precio inicial, y después dividirlo entre 100.

Comentarios
blog comments powered by Disqus