» Salud » Enfermedades y Transtornos » Cómo se da la bulimia: Guía con causas y consecuencias

Cómo se da la bulimia: Guía con causas y consecuencias

Galería
Cómo se da la bulimia: Guía con causas y consecuencias

La ingesta descontrolada de comida asociada a purgas posteriores (vómitos provocados, abuso de laxantes o ayunos prolongados) y con un sentimiento de angustia y culpa es la bulimia, un trastorno nervioso más frecuente de lo que parece y que se ha descrito en fechas relativamente recientes, a pesar de ser una enfermedad documentada desde hace bastante tiempo.

Las implicaciones estéticas hacen que sea un trastorno que suele subestimarse, confundirse con un capricho o una moda, pero se trata de una enfermedad grave, peligrosa y muy difícil de tratar. Precisamente, uno de los aspectos que complica más el tratamiento es que suele haber un trastorno mental subyacente que causa la bulimia, que es enfermedad pero también síntoma. Las consecuencias pueden ser devastadoras.

Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    La bulimia suele aparecer en mujeres adolescentes, especialmente inseguras, con baja estabilidad emocional y baja autoestima, muy preocupadas por el aspecto físico como factor de integración social y éxito personal. Por lo tanto, una buena educación en casa es una medida preventiva eficaz, reforzando desde niños la seguridad en sí mismos y relativizando los aspectos físicos de las personas.

  2. 2

    Etapas de estrés, sucesos traumáticos o la aparición de trastornos mentales pueden desencadenar episodios bulímicos, que son diferentes a la bulimia. Para que aquéllos se constituyan en enfermedad deben producirse de manera continuada y regular en el tiempo.

  3. 3

    Las consecuencias de la bulimia son múltiples. Una de ellas es que favorece la aparición de lesiones gástricas, al producirse vómitos con frecuencia que castigan el aparato digestivo. Estas lesiones (úlceras, etc.) pueden degenerar en consecuencias más graves, como hemorragias gástricas o tumores.

  4. 4

    Los vómitos tienen un alto grado de ácido gástrico, sumamente corrosivo y que puede desgastar los dientes y malograr la dentadura. De hecho, una de las formas de detectar la bulimia es precisamente observar la cara anterior de los dientes, que aparece desgastada y sin esmalte al estar constantemente sometidos al ácido.

  5. 5

    La sucesión de grandes ingestas y vómitos o ayuno provoca desequilibrios de todo tipo en el organismo, desde deshidratación a desequilibrios electrolíticos, carencias de oligoelementos básicos, etc. Los riñones, el hígado y el aparato digestivo son los órganos que más sufren al estar sobreutilizados.

  6. 6

    Otra de las consecuencias de la bulimia es la derivada del sentimiento que culpa que produce, y que puede derivar en una depresión mayor. La bulimia es un trastorno devastador tanto para el que la sufre como para su entorno, estableciéndose un círculo vicioso difícil de romper. Además, el tratamiento suele ser duro y largo, incluyendo internamientos y medidas muy serias, lo cual acaba afectando a todos los miembros de la familia.

  7. 7

    El tratamiento de la bulimia es fundamental, de modo que hay que acudir al médico en cuanto se sospeche de la existencia de un caso.

    La bulimia lleva aparejada un comportamiento furtivo, por lo que no siempre es fácil detectarla y el enfermo no va acudir por sí mismo. Si observa que la persona adelgaza sin motivo, si después de comer se encierra en el baño o si nota que desaparecen grandes cantidades de comida en poco tiempo, no dude en consultar a un especialista inmediatamente.

Comentarios
blog comments powered by Disqus