» Familia » Educación » Cómo se elabora un mapa conceptual: Fácil en 10 pasos

Cómo se elabora un mapa conceptual: Fácil en 10 pasos

Galería
Cómo se elabora un mapa conceptual: Fácil en 10 pasos

La elaboración de un mapa conceptual es tan fácil que se puede hacer muy fácilmente en diez etapas, incluyendo cada una de las fases necesarias de revisión hasta dejarlo totalmente terminado y listo para entregarlo como tarea o hacer la exposición. El mapa conceptual tiene la intención de resumir de una manera muy lógica y clara los conceptos más importantes de cualquier lectura, libro o trabajo, de tal forma que se perciba el enlace entre los contenidos y se pueda entender mejor el texto sin tener que aprenderlo de memoria.

Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    Lea cuidadosamente el texto sobre el que deberá realizar el mapa conceptual. Recuerde que lo más importante es comprender cada uno de los conceptos, para lo que resulta importante señalarlos conforme los encuentre, ya sea con la ayuda de un marcados de textos o haciendo una lista por separado de todos lo que hay en la obra.

  2. 2

    Escriba cada uno de los conceptos que ha detectado en papeles adhesivos, de tal manera que pueda reacomodarlos a su gusto en cualquier superficie, ya sea una mesa o un pizarrón y darles el orden más lógico de acuerdo a la interrelación de los conceptos.

  3. 3

    Agrupe los conceptos que tenga algo en común, como puede ser todos aquellos que son objetos inanimados, los seres vivos, los pertenecientes al reino vegetal y cualquier otro tema en común. No se preocupe de darles un orden, lo que importa es que estén dentro de una misma clasificación

  4. 4

    Detecte si existen conceptos globales que pudieran comprender dentro de sí a los demás conceptos en cada grupo, de ser así estos los colocará en la parte superior del grupo. Generalmente estos conceptos suelen ser más abstractos que los demás, en tanto que los conceptos que se derivan de estos son más específicos.

  5. 5

    Prosiga con la clasificación en cada grupo siguiendo una escala descendente, buscando más conceptos generales que pudieran estar comprendidos dentro de los superiores. Siga así hasta terminar con todos los conceptos.

  6. 6

    Enlace los conceptos que tienen nexo entre sí mediante líneas.

  7. 7

    Agregue palabras que complementen el sentido de una oración, como por ejemplo, si tiene en su mapa conceptual a animales y simios, coloque sobre la línea de conexión la palabra “Son”, lo que daría lugar a la frase los simios son animales.

  8. 8

    Coloque flechas en las líneas de conexión que apunten hacia la última palabra de la oración así formada, como sería en el caso anterior hacia animales.

  9. 9

    Busque si existen conexiones laterales o incluso entre los distintos grupos, de ser así conecte también y repita los pasos anteriores para colocar la palabra que una los conceptos y la flecha que señala la dirección. Un ejemplo con lo anteriormente mencionado sería si existe un grupo de plantas que debajo contenga plátanos, lo que permitiría conectar la palabra simios con plátanos, apuntando la flecha hacia esta última palabra y con la palabra “Come” encima de la flecha, para darle el sentido de que “Los simios comen plátanos”.

  10. 10

    Revise finalmente su mapa conceptual y coloque el nombre en la parte superior del mismo.

Comentarios
blog comments powered by Disqus