» Hogar » Reparaciones » Cómo se hace el cemento: Guía paso a paso

Cómo se hace el cemento: Guía paso a paso

Galería
Cómo se hace el cemento: Guía paso a paso

El cemento es una sustancia compuesta principalmente de argamasa de yeso y que al mezclarse con agua se logra endurecer de una manera espontánea al contactar con el aire. Si quieres aprender cómo se hace el cemento de una manera sencilla para hacer tus propias fabricaciones, tan sólo tienes que seguir los siguientes pasos.

Instrucciones

Cosas que necesitas

  • Los ingredientes que necesitaremos para hacer un buen cemento que nos sirva para hacer nuestras propias fabricaciones, tan sólo son agua, arena y por supuesto cemento
  1. 1

    El principal problema con el que se encuentran las personas que van a hacer cemento por primera vez, es saber cuales son las medidas exactas que se tienen que utilizar de cada ingrediente. Con las dadas a continuación este pequeño problema quedará solventado.

    El uso del cemento tiene numerosas aplicaciones y sobre todo con la llegada del buen tiempo son muchas las personas que se deciden a fabricarlo en su propia casa para hacer diferentes trabajos, siendo los más normales por ejemplo, el colocar ladrillos, fijar piedras en las paredes o en los jardines o rellenar huecos y grietas. Para ello se deben mezclar dos medidas exactamente iguales de cemento con otras tres de la misma medida de arena, para proceder a remover toda esta mezcla muy bien.

  2. 2

    Cuando hayamos conseguido una mezcla perfecta de estos dos ingredientes iremos añadiendo el agua muy poco a poco, removiendo continuamente hasta que se vaya obteniendo una masa bien consistente, que no resulte ni demasiado líquida ni demasiado dura. El punto perfecto lo habremos conseguido cuando al coger con una paleta un poco del cemento obtenido, este no se caiga al ponerla de lado.

    En cualquier caso la cantidad de agua variará lógicamente de las proporciones añadidas primeramente de cemento y de arena.

  3. 3

    En el caso de que queramos fijar tejas por ejemplo para los tejados o para cualquier otra cosa que se nos ocurra, la mezcla no puede hacerse tan compacta como en el caso anterior, ya que el cemento cuando comience a secarse y empiece a tirar, seguramente consiga agrietarlas y romperlas. Para ello será necesario hacer una mezcla algo más floja utilizando tan sólo una parte de cemento por cada tres de arena. El agua igualmente se deberá ir añadiendo poco a poco hasta conseguir la consistencia adecuada.

    De esta manera tan sencilla habremos aprendido cómo se hace el cemento para utilizarlo cuando sea necesario sin necesidad de llamar a un especialista en la materia que seguramente nos cobrará demasiado dinero.

Comentarios
blog comments powered by Disqus