» Familia » Juegos » Cómo se hace el color cafe: en 3 sencillos pasos

Cómo se hace el color cafe: en 3 sencillos pasos

Galería
Cómo se hace el color cafe: en 3 sencillos pasos

Sin importar si se desea obtener un determinado color a partir de colores básicos con pintura de agua, de aceite o con lápices de colores los resultados son los mismos. Estos mismos conceptos también son utilizados en las impresoras de inyección de tinta o las impresoras láser. Quienes han llevado dibujo saben de la necesidad de obtener un color específico utilizando solamente los tres colores básicos que son el rojo, azul y amarillo. A continuación se ilustrará la manera más directa para obtener el color café usando solamente estos tres colores básicos.

Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    Obtenga un color verde obscuro. El color verde se logra mezclando el color azul y el amarillo, pero dado que se desea un tono obscuro del verde es necesario agregar poco a poco el amarillo al azul, añadiendo y mezclando bien si se trata de líquidos o polvos. Si se está dibujando con pinturas de cera se pinta primero en color azul y se pasa el color amarillo encima hasta obtener un color uniforme con el tono deseado. En esta etapa solamente se necesita lograr cualquier tono de verde obscuro ya que los ajustes para obtener el color exacto deseado se harán en el tercer paso o etapa final.

  2. 2

    Obtenga un color café. El café se obtiene fácilmente añadiendo el color rojo y el verde. Dado que en el primer paso se obtuvo un color verde obscuro solamente hace falta añadir el color rojo, ya sea en polvo o líquido dependiendo del medio en que se esté trabajando, y homogenizar perfectamente para obtener un color café en cualquier tonalidad. SI se trata de pintura de cera se aplica una capa tras otra de rojo sobre la pintura verde hasta obtener finalmente un color café.

  3. 3

    Ajuste el tono del color café al deseado. En este momento solo es necesario ajustar el tono exacto del color que se quiere obtener, ya sea añadiendo más azul si lo que se quiere es un tono café obscuro o más amarillo si se trata de una tono más claro tendiente a los sepias. En el caso de los líquidos y polvos se debe agregar poco a poco más de alguno de los colores necesarios para el ajuste y homogenizar perfectamente mediante agitación o revolviendo con la ayuda de una pala de madera o de plástico antes de decidir si le falta un poco más de cualquiera de los colores básicos. En el caso de pinturas de cera sobre algún medio se añade una capa de pintura del color que se necesite y se evalúa si se requiere pasar otra, hasta alcanzar el tono deseado.

Comentarios
blog comments powered by Disqus