» Aficiones » Ciencia » Cómo se hace la pintura: Descúbrelo paso a paso

Cómo se hace la pintura: Descúbrelo paso a paso

Galería
Cómo se hace la pintura: Descúbrelo paso a paso

Las pinturas acrílicas o vinílicas son dispersiones hechas a partir de pigmentos que se elaboran mediante el uso de diversas materias primas, cada una de ellas con una función especial y en una cantidad adecuada de acuerdo al uso que se le vaya a dar a la pintura. Ambas pinturas están hechas a base de agua y la única diferencias que presentan es el tipo de resina utilizada para darle adhesión a la superficie en que se va a aplicar. Con mayor frecuencia se pueden encontrar las pinturas que incluyen ambas resinas en su composición.

Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    Coloque en un recipiente que cuente con un agitador especial con aspas afiladas para la dispersión de pigmentos, una determinada cantidad de agua de acuerdo a su formulación, la cantidad de dispersante necesaria, la cantidad de conservador indispensable de acuerdo a la cantidad de pintura que va a elaborar y el producto antiespumante. Las cantidades de cada uno pueden variar dependiendo de las marcas utilizadas y de sus distintas formulaciones.

  2. 2

    Añada la cantidad de pigmento en polvo que tenga determinada para su fórmula y agregue también las cargas y sólidos, como es el caso del blanco de España y también un poco de bióxido de titanio o el pigmento blanco que utilice para mejorar el poder cubriente. En esta etapa puede ser necesario añadir pigmento de diversos colores para obtener el color y tonalidad deseada, por lo que debe contar con estos datos en sus formulaciones para poder reproducir los colores en ocasiones posteriores. Recuerde que la cantidad que use de color blanco también tendrá un impacto en el tono que obtenga, pero es necesaria para que pueda cubrir mejor. Si el pigmento que está elaborando es uno metálico omita agregar cargas y el bióxido de titanio.

  3. 3

    Agite a alta velocidad durante el tiempo necesario para lograr una dispersión homogénea. Asegúrese del filo de las aspas para mejorar los resultados.

  4. 4

    Agregue la cantidad necesaria de las resinas acrílicas, vinílicas o de ambas, de acuerdo con sus formulaciones, y continúe con la agitación para distribuir de manera uniforme.

  5. 5

    Añada el agua necesaria de acuerdo a su formula hasta alcanzar la cantidad de pintura que deseaba producir.

  6. 6

    Ajuste la viscosidad de la pintura añadiendo la cantidad de espesante acrílico que tenga determinada en sus fórmulas. Agite ligeramente para incorporar y espere a comprobar si la pintura ha espesado lo suficiente. En caso de que se requiera más viscosidad añada un poco más del espesante y agite nuevamente para confirmar el resultado.

Comentarios
blog comments powered by Disqus