» Cocina » Comidas y Bebidas » Cómo secar tomates: Consejos para un buen resultado

Cómo secar tomates: Consejos para un buen resultado

Galería
Cómo secar tomates: Consejos para un buen resultado

Los tomates pueden ser secados o deshidratados al sol o en el horno. El proceso puede ser un poco largo pero vale la pena realizarlo como forma de conservación de los tomates, sobre todo, en la época en la que abundan. Si bien este proceso se puede realizar con cualquier variedad, los más convenientes son los perita u ovalados que son los que poseen menos contenido de humedad, por lo tanto se secan más rápidamente en comparación a las otras vaiedades. Los tomates secos se pueden utilizar en una gran variedad de recetas rehidratándolos o simplemente así como se encuentran.


Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    Lava los tomates debajo del chorro de agua fría, córtalos en cuartos y retírales las semillas. Colócalos sobre una fuente no muy profunda con bastante separación entre ellos si vas a secarlos en el horno, o sobre una rejilla si lo vas a hacer al sol. Puedes condimentarlos con tus hierbas preferidas si lo deseas, siendo la albahaca la que mejor combina.


  2. 2

    Si los vas a secar al sol, espera un día de calor y elige un lugar que esté asoleado la mayor parte del día. Coloca una rejilla sobre dos soportes para que no toque la superficie de apoyo y permita que el aire circule. Acomoda los cuartos de tomate con la piel hacia abajo sobre la rejilla, con la suficiente separación entre ellos para que se aireen. Cúbrelos con un trapo limpio para protegerlos de los bichos y la suciedad del ambiente. El proceso de secado al sol puede durar desde un día a dos semanas dependiendo del clima. Durante la noche deberás entrarlos para que no vuelvan a absorber humedad.





  3. 3

    Si deseas secarlos en el horno, colócalos en una fuente para horno, como se mencionó anteriormente. Enciende el horno y caliéntalo hasta una temperatura de 65º C, si te excedes de esta temperatura deja entornada la puerta para enfriarlo. El horno debe estar a una temperatura baja durante todo el proceso. Coloca la fuente en el horno y voltea los tomates constantemente ya que no hay aire en circulación dentro del mismo. El proceso de secado llevará entre seis y 12 horas.

  4. 4

    Los tomates secos tienen una apariencia de cuero y son más oscuros que los frescos. Los puedes almacenar en bolsas de polietileno o en frascos herméticos, tratando de no dejar aire en el interior de recipiente. Colócalos en un lugar fresco y oscuro hasta utilizarlos. También los puedes guardar en el congelador o en el refrigerador.

Consejos y Advertencias
  • Puedes rehidratarlos para usarlos solos o agragarlos a distintas recetas.
  • No te excedas en el secado sino los tomates se volverán quebradizos.
Comentarios
blog comments powered by Disqus