» Familia » Niños y Bebés » Cómo será mi bebé: Guía de genética para ayudarte

Cómo será mi bebé: Guía de genética para ayudarte

Galería
Cómo será mi bebé: Guía de genética para ayudarte

Uno de los momentos más bonitos para una pareja es cuando están esperando un bebé y durante 9 meses se informan de todo lo relacionado el embarazo, el parto y la crianza del bebé a través de libros, revistas, blogs de internet o charlas. También van viendo la evolución de su pequeño a través de los controles neonatales como las ecografías o los análisis de sangre. Pero hay cosas que nunca sabrán de su hijo hasta que no haya nacido e incluso hasta que no haya pasado un tiempo como puede ser el color de los ojos o del pelo, lunares o rasgos muy llamativos que pueda tener el padre o la madre. En este artículo aprenderás algunos trucos para hacerte una idea de cómo puede ser tu bebé.

Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    Para el color del pelo hay que tener en cuenta tanto el del padre y de la madre como el de la familia más cercana ya que aunque los dos padres tengan el mismo color, si la mayoría de la familia lo tiene de otro hay muchas posibilidades de que nazca con ese gen. Por otro lado hay que tener en cuenta los colores que predominan más sobre el resto, en este caso si el padre es moreno y la madre rubia hay más probabilidades de que nazca con el pelo oscuro, aunque también existe la posibilidad de que nazca con el pelo rubio pero con los años se vaya oscureciendo.

  2. 2

    En cuanto al color de los ojos se aplica la misma regla que en el pelo, se tiene en cuenta tanto a los padres como a la familia. Sobre el predominio de los colores pasa lo mismo, entre unos ojos marrones y unos azules cabe mayor posibilidad de que sean marrones. Aunque hay una excepción en los bebés y es que la gran mayoría nacen con los ojos azules, incluso en familias en que nadie los tiene así, pero que tarde o temprano se les vuelven de su color real.

  3. 3

    Sobre los lunes u otras marcas o rasgos muy destacados que tengan el padre o la madre no se puede saber hasta que no nazca el bebé, que por otro lado puede que no tenga nada así pero con el paso de los años le aparezca ya que los niños debido al crecimiento pueden cambiar mucho en poco tiempo.

  4. 4

    Existe la posibilidad de ver realmente como es tu bebé desde dentro del vientre. En las ecografías normales en 2 dimensiones sólo vemos un dibujo plano con la forma del feto y el movimiento, pero actualmente existen las ecografías en 3 y 4 dimensiones donde le podemos ver con mucho detalle cada parte de su rostro, sus manos, sus pies, su cuerpo, e incluso los gestos y guiños que hace.

Comentarios
blog comments powered by Disqus