» Hogar » Reparaciones » Cómo tallar madera: Pasos y técnicas sencillas. Trucos

Cómo tallar madera: Pasos y técnicas sencillas. Trucos

Galería
Cómo tallar madera: Pasos y técnicas sencillas. Trucos

Aunque el maravilloso arte de tallar madera está desapareciendo poco a poco, por suerte todavía existen muchas personas que se dedican a ello. Para aprender cómo tallar madera y hacer unas maravillosas esculturas, es necesario seguir una serie de pasos

Instrucciones
  1. 1

    Primeros pasos para tallar madera

    Para aprender cómo tallar madera, en primer lugar se necesitará proveerse de los materiales necesarios y sin duda alguna estos son las gubias. Estos utensilios son unas pequeñas navajas que tienen diferentes medidas y grosores que van montadas sobre un mango de madera. Con las gubias se irá tallando la madera para ir modelando la figura que se desee.

    Una vez se tengan listas los distintos modelos de gubias que se necesitarán, servirá de mucha ayuda tener una fotografía o un dibujo de lo que se pretenda tallar, para seguir más o menos un ritmo, por lo menos en cuanto a las dimensiones. Con la ayuda de un compás se tomarán las medidas de cada una de las partes de la figura que se vaya a tallar y se trasladarán al trozo de madera elegido.

    Como consejo se recomienda la utilización de madera de cedro que es más resistente a los diversos ataques de los insectos y es menos dura de tallar que por ejemplo, la madera de pino.

  2. 2

    Tallando una figura

    Una vez pasadas las medidas al trozo de madera con el que se va a trabajar, se procederá al siguiente paso conocido como desbaste y que consiste en ir retirando la madera necesaria para ir obteniendo la silueta de la figura, pero aún sin ningún detalle, solamente a modo de boceto.

    Después se irá relimpiando la figura hasta que se vaya consiguiendo algo mucho más definido y con más detalles, con lo que ya se tendría preparada la madera para pasar al proceso de forja.

  3. 3

    Forjar la figura de madera

    La forja consiste en ir dando una forma mucho más detallada a todas las partes de la figura a realizar, en la cual ya se van definiendo mucho mejor cada uno de los rasgos de la escultura elegida. Al llegar a este paso y en el caso de ser la primera figura a esculpir, es preferible no inventarse nada y copiar de la realidad para obtener una escultura más proporcionada. Se puede modelar por ejemplo la figura a tallar previamente en plastilina o en barro, para obtener una idea mucho más acertada de lo que se desea trasladar a la madera.

Comentarios
blog comments powered by Disqus