» Aficiones » Aficiones » Cómo tener con dos agujas: Guía fácil para empezar

Cómo tener con dos agujas: Guía fácil para empezar

Galería
Cómo tener con dos agujas: Guía fácil para empezar

¿Tienes el recuerdo de tu abuela o de tu madre tejiendo algo interminable cada tarde de otoño frente a la telenovela? Hay cosas que llevamos en nuestra memoria siempre y reproducirlas puede ser encantador. Tejer con dos agujas da buenos resultados: podes fabricar gorros, pulóveres, guantes, bufandas y hasta acolchados para abrigarte en los días fríos del invierno. Además, es un excelente pero a su vez productivo entretenimiento cuando terminaste con tus obligaciones del día; hasta puede resultar el principio de un próspero negocio artesanal. Prueba empezando con las prendas más sencillas.

Instrucciones

Cosas que necesitas

  • 2 agujas de tejer
  • 1 ovillo de lana rosa viejo
  • 1 canasta
  • 1 ovillo de lana verde oscuro
  1. 1

    Acomódate en un sector de la casa que tenga buena iluminación. Puedes utilizar un sillón para estar más cómoda. Acerca una canasta para apoyar las lanas mientras realizas la labor.

  2. 2

    Toma una de las agujas con una mano. Extiende el dedo índice y pulgar de la otra mano y pasa por detrás de ellos la lana verde. Enseguida pásala primero por atrás y luego por adelante de la aguja, y toma la punta con la misma mano donde tienes extendidos los dedos.

  3. 3

    Envuelve la aguja con la lana que tienes en los dedos y tira suavemente. Debería haberte quedado un nudo que será el primer punto. Repite el procedimiento hasta completar el ancho de tu bufanda.

  4. 4

    Sostén las agujas abajo de los brazos. Con un mano agarra la lana. Emplea la aguja que no tiene puntos para atravesar el mismo, y luego rodea esa aguja con la lana. Ya tienes dos puntos unidos entre sí. Repite el procedimiento con cada uno de los puntos iniciales.

  5. 5

    Libera la aguja inicial de los puntos. Ahora, empieza el procedimiento de atravesarlos nuevamente.

  6. 6

    Vuelve a repetir la secuencia hasta obtener la mitad del largo deseado para tu bufanda.

  7. 7

    Repite la misma secuencia con la lana rosa.

  8. 8

    Cose ambas partes de forma tradicional con una de las dos lanas.

Consejos y Advertencias
  • Estima la prolijidad. Intenta tirar de la lana para formar los nudos siempre con la misma fuerza, porque sino el tejido te quedará desparejo.
  • No te des por vencida con los primeros intentos. Progresar es cuestión de práctica.
  • Cuando termines el tejido, lávalo con agua fría y jabón blanco con mucha suavidad. Envuélvelo en una toalla para escurrirle parte del agua y luego cuélgalo a la sombra. Ésto le dará una excelente terminación a la prenda, además de quitarle la suciedad que pudo transmitirle el roce con los dedos.
Comentarios
blog comments powered by Disqus