» Salud » Adelgazamiento » Cómo tener un vientre plano

Cómo tener un vientre plano

Galería
Cómo tener un vientre plano

Conforme llega el período estival, la preocupación de las personas por su aspecto físico va en aumento, ya que en esta época del año se luce más el cuerpo, y siempre queremos estar perfectos.

Una de las grandes preocupaciones que surgen es la barriguita que ha sido escondida durante el resto del año pero que ahora puede incluso acomplejar a algunas personas hasta el punto de no querer exponerse en público en traje de baño porque consideran que su aspecto no es el adecuado.

El querer tener un vientre plano no es algo nuevo, pero sí de un tiempo hacia acá se ha convertido en casi una obsesión para algunos. Las claves para tener un vientre plano todo el año son bastante simples:

Instrucciones
  1. 1

    Hay que tener en cuenta que una vida sedentaria es un factor que potencia el acumulamiento de grasa en cualquier parte del cuerpo, porque este no se ejercita lo suficiente para quemar toda la grasa que debiera. Para solucionarlo nada como realizar ejercicios aeróbicos, así los músculos entraran en movimiento y empezaremos a quemar grasa. Estos ejercicios pueden ir desde caminar, nadar, montar en bici, correr, etc. Además al realizar ejercicio se fortalece el aparato respiratorio y circulatorio entre otros. Si no se está acostumbrado a realizar ningún tipo de ejercicio físico, es conveniente empezar poco a poco, unos tres días por semana una media hora, así empezarás a notar que tu cuerpo se acostumbra al ejercicio y podrás ir incorporando más días de ejercicio y también el tiempo de realización de estos será más elevado.

    Los abdominales (aunque se traten de un ejercicio anaeróbico) son un ejercicio fundamental si se desea tener un vientre plano perfecto. Con realizar varias series de 15 a 30 repeticiones unos dos o tres días por semana notaremos la diferencia. Si se desea podemos aumentar los días y el número que repeticiones que se realizan, pero siempre de forma paulatina.

  2. 2

    Ahora debemos habla de otro facto igual de importante que el ejercicio físico, y es la dieta. Las vitaminas, minerales, fibra y proteínas deben estar siempre presentes en nuestra alimentación, y por el contrario, se debe reducir la ingesta de hidratos de carbono, y azúcares.

    Evitar la acumulación de gases es otro factor mediante el ejercicio y no ingiriendo productos que los provoquen.

  3. 3

    Otra recomendación es abstenerse (o reducir todo lo que se pueda) al consumo alcohol y tabaco, ya que el primero lo que hace es aportar calorías que nuestro cuerpo no necesita y estas se transformar en grasa. El tabaco solo daña nuestro organismo sin producir ventaja alguna y puede hacer que nos cansemos más cuando realizamos alguna actividad física.

Consejos y Advertencias
  • La reducción de hidratos de carbono y azúcares no implica su desaparición de la dieta, ya que estos son también necesarios para el organismo, tan solo se debe moderar su consumo.
  • Tomar entre litro y medio a dos litros de agua al día para eliminar lo que el cuerpo no necesita.
  • No empezar a hacer ejercicio de forma brusca, sino paulatinamente.
  • No se debe intentar perder peso de forma brusca.
Comentarios
blog comments powered by Disqus