» Aficiones » Música » Cómo tocar la flauta dulce: Pasos sencillos

Cómo tocar la flauta dulce: Pasos sencillos

Galería
Cómo tocar la flauta dulce: Pasos sencillos

La flauta dulce es un instrumento muy elegido por quienes desean iniciarse en el estudio de un instrumento. Incluso suele ser utilizada como primer instrumento para los más jóvenes que dan sus primeros pasos en el aprendizaje de la teoría musical. Aprender a tocar la flauta dulce es, como en el caso de todo instrumento musical, un verdadero desafío, que debe enfrentarse con alegría y dedicación para poder continuar en camino durante mucho tiempo. Alcanzar un nivel maestro como flautista requiere años de práctica y estudio consciente. Para quienes quieran comenzar, se ofrece a continuación una serie de pasos sencillos para saber cómo tocar la flauta dulce en los inicios.

Instrucciones
  1. 1

    En primer lugar, es necesario adquirir un instrumento acorde a las necesidades de cada estudiante. Las flautas dulces de estudio son elementos poco costosos, y si bien se fabrican en diversas calidades, durante los primeros meses puede experimentarse con un modelo económico. Es importante, sin embargo, no optar por los más baratos, ya que la baja calidad de un instrumento puede dificultar el aprendizaje.

  2. 2

    En segundo lugar, es fundamental iniciar junto con las prácticas musicales el estudio de la teoría musical. Muchas personas sienten que la teoría es innecesaria y que significa una pérdida de tiempo, pero quien quiera aprender verdaderamente a tocar un instrumento y obtener cierta soltura en su interpretación necesitará de conocimientos básicos sobre las notas, su afinación y su lectura en una partitura.

  3. 3

    Para empezar a tocar, es necesario hacerse de estudios o métodos que propongan piezas breves y ejercicios de coordinación y ligereza de las manos, así como de afinación y rítmica. Hay numerosas obras en este sentido, que permiten iniciarse en el estudio del instrumento.

  4. 4

    También es recomendable aprender a tocar de oído: es decir, entrenar la audiopercepción escuchando melodías sencillas y tratando de reproducirlas con el instrumento. Esto dará gran agilidad mental y auditiva al estudiante y es un complemento necesario del estudio con partituras y métodos.

  5. 5

    Una vez que se ha adquirido cierta habilidad técnica y auditiva, resulta muy enriquecedor tocar con otros músicos para entrenar otros aspectos del ritmo y el oído, así como de la coordinación.

  6. 6

    Finalmente, lo ideal sería apuntarse en una orquesta de estudiantes, ya que esto permite entrenar la lectura de la música y también aguza el oído al requerir del instrumentista una atención extrema a todos los instrumentos de la orquesta. Además, tocar en compañía genera vínculos y hace mucho más divertido el trabajo, mejorando así el proceso de aprendizaje.

Comentarios
blog comments powered by Disqus