» Salud » Enfermedades y Transtornos » Cómo tratar a un maníaco depresivo: Sigue estos consejos

Cómo tratar a un maníaco depresivo: Sigue estos consejos

Galería
Cómo tratar a un maníaco depresivo: Sigue estos consejos

Este tema explica paso a paso cómo tratar a un maníaco depresivo para su pronta recuperación. La persona que sufre esta grave enfermedad, también denominada trastorno bipolar, en ocasiones se siente agredida por los demás, piensa que nadie le aprecia y que todos le desean lo peor.

El maníaco depresivo está convencido de estar rodeado de personas malintencionadas y malvadas que disfrutan perjudicándole y haciéndole la vida imposible. Por ello cree que debe actuar con desconfianza y responder de manera agresiva a todo intento de aproximación, para hacerse respetar y para demostrar fuerza. El maníaco depresivo tiende a sentirse vigilado, perseguido y acosado. Su estado de ánimo pasa bruscamente de estados de euforia y gran actividad a otros de profundo desánimo y inactividad.

El afectado puede ponerse en un estado de auto estima enorme, capaz de cualquier cosa, y al poco tiempo hundirse en profunda desesperación sin ninguna auto estima. Las situaciones estresantes pueden desencadenar un trastorno bipolar latente. A continuación se facilitan consejos prácticos para tratar a un maníaco depresivo.

Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    Convencerle para que vaya al psiquiatra. Este es el primer gran objetivo, en la aparición de los primeros síntomas de trastorno bipolar. Con persuasión y afecto se puede lograr que el interesado acepte acudir a una visita con un especialista. El psiquiatra le recetará la medicación más adecuada para sus síntomas. En la actualidad existen medicamentos eficaces para paliar estos cambios bruscos de estados de ánimo.

  2. 2

    Animarle para que haga terapia psicológica. Es una gran ayuda hacer varias sesiones semanales de tratamiento con un psicólogo experto. Estos profesionales saben estimular el afectado, para que exprese sus preocupaciones íntimas y sus sentimientos profundos. De este modo se puede corregir gradualmente los pensamientos más negativos y las ideas más agresivas.

  3. 3

    Tratarle con mucho tacto. Siguiendo las indicaciones del psicólogo y del psiquiatra, se debe tratar al afectado con cariño y respeto, con paciencia y comprensión. Le ayuda mucho que las personas de su entorno inmediato le comprendan y le apoyen, le escuchen y no le hagan reproches ni le hagan sentirse culpable de su estado.

  4. 4

    Ayudarle a adquirir hábitos saludables. Le conviene hacer ejercicio físico al aire libre, mejor en compañía. Puede ser adecuado una hora diaria de caminatas a buen paso o largos paseos en bicicleta. Es preciso que duerma ocho horas cada noche. También es conveniente que realice actividades en grupo que le den satisfacción, mejoren su integración social y le ayuden a evitar los cambios bruscos de estado anímico.

Consejos y Advertencias
  • Conviene consultar a un especialista desde los primeros síntomas.
  • Todos los familiares directos deben aprender a tratarle.
Comentarios
blog comments powered by Disqus