» Cocina » Cómo hacer gambas al ajillo al horno

Cómo hacer gambas al ajillo al horno

Galería
Cómo hacer gambas al ajillo al horno

No hay bar, restaurante o cena familiar en la que no aparezcan las gambas al ajillo. Se trata de una receta muy fácil de hacer que apenas lleva unos minutos de tiempo. Aun así su sabor es delicioso y perfecto para tomar a cualquier hora del día. ¿Quieres aprender a cocinarlas? No pierdas ni un segundo y sigue estos pasos uno a uno.

Dificultad
Fácil
Instrucciones

Cosas que necesitas

  • Ajo
  • Guindilla
  • Aceite
  • Sal
  • Gambas
  1. 1

    Si vas a usar gambas congeladas sácalas unas horas antes del congelador y déjalas a temperatura ambiente. Si prefieres usar gambas frescas lávalas y límpialas bien retirándole los bigotes y las patas.

  2. 2

    Abre las gambas para sacar la parte trasera, que es la única que necesitas para elaborar esta receta. No tires las cabezas, con ellas puedes elaborar un sinfín de salsas y de sopas.

  3. 3

    Corta los ajos en láminas. Recuerda que para pelarlos más fácilmente solamente tienes que presionar un cuchillo contra ellos. Así la piel saldrá sola.

  4. 4

    Corta la guindilla en tiras. Para ello solamente debes ponerla contra la tabla de cortar y laminarla de poco en poco.

  5. 5

    Pon un poco de aceite, mejor si es de oliva, en una sartén y caliéntalo un poco.

  6. 6

    Cuando el aceite esté caliente agrega los ajos y las guindillas y dóralos un poco. Solo tienen que estar un momento ya que los ajos se queman con suma facilidad.

  7. 7

    Saca los ajos de la sartén y ponlos en una fuente de horno. Coloca sobre ellos todas las colas de gambas y espolvorea sobre ellas algo de sal y de pimienta.

  8. 8

    Mete la bandeja al horno con calor de 180º y déjala hornear apenas unos minutos. Si quieres que tus gambas no queden secas puedes ponerle algo de aceite de oliva. Usa la de la cocción de los ajos para potenciar su sabor.

  9. 9

    Retira la bandeja del horno cuando las gambas estén doradas y sírvelas bien caliente. Pon un poco de perejil para adornar tu plato y darle color.

Consejos y Advertencias
  • ¿No quieres que tu plato pique? Pues no le pongas la guindilla. Así estará más suave y será perfecto para los más pequeños.
  • Si en vez del horno quieres hacer esta receta al microondas no lo dudes, así ahorrarás algo de dinero y además tiempo. Pon el plato con los ingredientes en el microondas y coloca el electrodoméstico en combinado. De esa forma usará la mitad de tiempo de calor y la otra mitad de horneado y tus gambas quedarán doradas pero además jugosas.
Comentarios
blog comments powered by Disqus