» Aficiones » Cómo hacer jabones artesanales paso a paso

Cómo hacer jabones artesanales paso a paso

Galería
Jabón casero con aroma de lavanda

Ya sea porque eres un amante de las manualidades en busca de nuevos retos, o simplemente porque quieres ahorrar dinero a la hora de hacer tu compra, fabricar jabón casero es de lo más sencillo, y su calidad no tiene nada que envidiar a los jabones que normalmente encontramos en los supermercados. No necesitas más que un par de ingredientes, un poco de tiempo libre y mucha imaginación para personalizar tus jabones de sosa caustica. Sigue este manual en el que se detalla cómo hacer jabones artesanales paso a paso y sorpréndete con el excelente resultado.

Dificultad
Intermedio
Instrucciones

Cosas que necesitas

  • Paleta de madera
  • Recipiente de barro o cristal
  • 3 litros de aceite
  • 3 litros de agua
  • Esencias aromáticas para personalizar el jabón
  • 1/2 kilo de sosa caustica
  1. 1

    Mezcla la sosa cáustica con el agua, en un recipiente apto para el calor, como puede ser un molde de barro o de cristal. Se cuidadoso en este paso y haz la mezcla en un lugar ventilado y sin prisas, ya que durante el proceso pueden liberarse gases tóxicos. Si sientes alguna molestia a la hora de realizar la mezcla, para y deja el cubo en un lugar al aire libre hasta que te encuentres mejor.

  2. 2

    Deja la mezcla de agua y sosa caustica en reposo hasta que se enfríe. Busca un lugar bien aireado para dejarla reposar, sin temor a sufrir ningún tipo de intoxicación.

  3. 3

    Una vez la mezcla se haya enfriado, comienza a verter el aceite muy poco a poco a la vez que lo remueves todo. Para esto, te puedes ayudar con un utensilio de madera, como las típicas cucharas utilizadas en la cocina. Es importante que remuevas siempre la mezcla en el mismo sentido, para no cortar la mezcla. Ten cuidado con las salpicaduras, ya que pueden ser corrosivas.

  4. 4

    Continua removiendo hasta que la mezcla se vaya solidificando. Una vez que se haya convertido en una pasta espesa, sin llegar a solidificarse totalmente, puedes añadirle alguna fragancia a tu elección. El aloe vera, o las esencias de plantas aromáticas (como la lavanda, el jazmín o el limón, funcionan muy bien. Si lo deseas, también puedes personalizar el jabón añadiendo colorantes, o incluso leche, un ingrediente natural para que tu jabón final tenga un color blanco inmaculado.

  5. 5

    Retira el jabón y colócalo en una superficie de madera forrada de papel. Si lo deseas, puedes dejarlo en algún molde para darle forma, aunque también tienes la posibilidad de personalizarlo cortándolo a mano, al día siguiente.

  6. 6

    Una vez se haya secado, debes dejarlo reposar durante al menos un mes. Recuerda cambiarlo de postura al menos un par de veces para que el secado quede homogéneo.

Consejos y Advertencias
  • Lávate con abundante vinagre si te salpica la mezcla, y acude al médico si las molestias persisten
  • La sosa es altamente corrosiva, ten mucho cuidado durante el proceso y evita salpicarte
  • Realiza la mezcla de la sosa en un lugar bien ventilado para evitar posibles intoxicaciones y utiliza gafas protectoras para los ojos
Comentarios
blog comments powered by Disqus