» Cocina » Cómo preparar merengue suizo paso a paso

Cómo preparar merengue suizo paso a paso

Galería
Cupcake decorado con merengue suizo

El merengue es un tipo de postre elaborado a base de claras de huevo y azúcar que se utiliza tanto para decorar tartas y recetas dulces como para comerlo horneado tal cual. Lo cierto es que su elaboración no resulta especialmente complicada y su sabor es intenso y muy agradable. Podría decirse que el merengue es similar a una crema suave montada a la que puede añadirse esencia de vainilla, coco, almendras, etc. Dándole así diferentes toques en función del postre.

Existen diferentes modos de preparar esta crema y en función de esto recibe diferentes nombres: merengue italiano, merengue francés o merengue suizo. Preparar merengue suizo es bastante sencillo aunque se necesita cocinarlo al baño maría. Sus características principales es que resulta una crema más firme que en los demás casos y por eso suele usarse para relleno de tartas y decoraciones.

Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    Prepara los ingredientes en la encimera de la cocina de forma que los tengas todos a mano. Repásalos de forma que evites olvidar algo; deberás asegurarte de que cuentas con todos los ingredientes en las medidas necesarias pues una variación en las cantidades puede echar a perder el postre.

  2. 2

    Para preparar merengue suizo deberás escoger una cacerola de tamaño mediano y conseguir un bol que encaje sobre la cacerola de forma cómoda pero sin llegar a introducirse del todo. El bol deberá estar preparado para soportar altas temperaturas.

  3. 3

    Hecho esto, llena de agua la cacerola hasta más o menos la mitad del contenido y calienta a fuego alto hasta que empiece a hervir.

  4. 4

    A continuación coloca el bol sobre la cacerola asegurándote de que no toca el agua de dentro; sólo necesitas el vapor que desprenderá el agua para cocinar. A este proceso se le denomina “cocinar al baño maría”.

  5. 5

    Escoge tres huevos grandes y pártelos separando la clara de la yema. Este momento es crucial, pues si las yemas y las claras se mezclan el merengue no montará, por tanto, es imprescindible que sean exclusivamente las claras.

  6. 6

    Añadimos las claras al bol en el que estas cocinando al baño maría y 200 gramos de azúcar glas. Mezclamos todo con un batidor manual. En ese momento bajamos la temperatura a medio fuego.

  7. 7

    Una vez la mezcla se vea homogénea tendrás que batir con movimientos envolventes sin parar. Comprobarás como la textura de la mezcla va cambiando y se vuelve más blanca y brillante.

  8. 8

    Cada 30 segundo toca con mucho cuidado el merengue, procurando no quemarte. La idea es comprobar que no hay ningún grano de azúcar, es decir, que la textura está completamente integrada y suave.

  9. 9

    Retira del fuego y cambia de recipiente el merengue.

  10. 10

    Con ayuda de una batidora o bien con una varilla manual sigue mezclando muy rápido con movimientos circulares hasta que la crema coja cuerpo. Opcionalmente puedes añadir algún sabor o colorante mientras se baten.

  11. 11

    Sabrás que has terminado de preparar merengue suizo cuando al introducir una cuchara y sacarla del bol se cree una hebra que pruebe que el merengue suizo está firme pero sigue siendo cremoso.

Comentarios
blog comments powered by Disqus