» Cocina » Cómo hacer merengue paso a paso

Cómo hacer merengue paso a paso

Galería
merengue

El merengue es un tipo de pastel que se suele utilizar como postre en diferentes ocasiones, ya que es muy ligero y suave. Como no es un postre excesivamente dulce, no cansa al consumirlo y es muy agradable la sensación que aporta al paladar. Para hacer un buen merengue no se necesita una gran cantidad de ingredientes, y además estos son económicos y pueden comprarse en cualquier supermercado.
Aunque se necesita bastante tiempo para llevar a cabo el merengue, no es complicado de realizar pero es importante que se sigan a rajatabla los pasos siguientes. Descubre cómo sorprender a tus invitados con un buen merengue como postre, sin mucha dificultad.

Dificultad
Fácil
Instrucciones

Cosas que necesitas

  • claras de huevo
  • esencia de vainilla
  • azúcar
  • sal
  1. 1

    En primer lugar se tienen que poner las claras de huevo en un bol bastante grande. Hay que batirlas bien y añadirles un poco de sal y un poco de azúcar. Se tiene que continuar batiendo hasta que la masa quede lo suficientemente consistente como para poder hacer formas con el tenedor sin deformarse fácilmente.

  2. 2

    Después, se tiene que agregar la esencia de vainilla y continuar batiendo un poco más. La cantidad depende de la potencia del sabor que se desee. Cuando esté cremoso el merengue se tiene que meter dentro de una boquilla para poder ir formando los pastelitos.

  3. 3

    A continuación, se tiene que poner sobre la bandeja del horno un poco de harina para que no se pegue el merengue en ella. Poco a poco, con ayuda de la boquilla se van poniendo todos los pasteles de merengue que se deseen. Se meten en el horno a fuego lento durante aproximadamente una hora. Cuando estén doraditos se sacan del horno y estarán listos para servir, pero no deben consumirse hasta que se enfríen.

Consejos y Advertencias
  • Es muy importante que no se abra el horno durante la cocción de los merengues.
  • El azúcar que se utilice no puede estar húmeda porque impedirá la buena cocción de los merengues, si esto ocurre, es necesario que se tamice el azúcar las veces que sea necesario.
  • Es importante que las claras de huevo estén muy limpias, que no quede ningún trozo de la yema. Además, los huevos no deben estar en la nevera.
  • La temperatura del horno debe ser la mínima posible para que no se queme el merengue.
  • No se debe quemar el merengue porque quedará demasiado duro y no se podrá comer en ninguna circunstancia.
Comentarios
blog comments powered by Disqus