» Cocina » Cómo cocinar un pastel de tapioca

Cómo cocinar un pastel de tapioca

Galería
El pastel de tapioca es delicioso

La mandioca, tubérculo tropical cultivado mayormente en África, Sudamérica y Asia, es capaz de generar un almidón denominado tapioca. Este producto obtenido suele ser presentado como perlas pequeñas en color blanco o como harina. Con la tapioca pueden hacerse pudines, sopas, pasteles y papillas, es decir, platos salados y dulces. Su sabor es neutro y generalmente, absorbe el sabor del resto de los ingredientes que la acompañan. Por tanto, a continuación aprenderás a hacer un pastel de tapioca delicioso.

Dificultad
Fácil
Instrucciones

Cosas que necesitas

  • 5 cucharadas de azúcar
  • Cazo
  • 3 vasos de leche
  • Leche condensada c/n
  • 2 vasos de agua
  • Bol de vidrio
  • 200g de tapioca
  • Molde
  • Cuchara
  • Coco rallado c/n
  • 200c.c. de leche de coco
  1. 1

    Coloca la tapioca en un bol de vidrio y añade la mitad de la leche entera y la mitad de la cantidad de agua que se anuncia en la receta.

  2. 2

    Deja reposar durante aproximadamente 40 minutos para que se infle el almidón. Una vez que haya transcurrido ese periodo de tiempo, deberás proceder a cocinar la preparación a fuego medio, pero para ello tendrás que poner el resto de la leche entera en un cazo junto con el agua, el azúcar y la leche de coco.

  3. 3

    Remueve muy bien con una cuchara para que se disuelva el azúcar y antes de que comience a hervir, pon la tapioca que estaba en reposo. Mezcla y deja que se cocine 15 minutos sin dejar de remover.

  4. 4

    Cuando pase el tiempo indicado, deberás retirar la olla del fuego y mezclar hasta que empiece a espesar. La preparación no debe quedar demasiado líquida ni demasiado espesa.

  5. 5

    Una vez que hayas llegado al punto exacto, pon el pastel de tapioca dentro de un molde no muy ancho y espolvorea con coco rallado al gusto por encima.

  6. 6

    Deja enfriar durante 120-150 minutos en la nevera y corta en las porciones que consideres necesarias. Cuando sirves en los platos de los comensales, estos tendrán que condimentar el pastel con leche condensada al gusto.

Consejos y Advertencias
  • Cuando llenes los vasos con leche y con agua, será preciso que dejes al menos un dedo y medio vacío, ya que no es necesario que lleguen al borde.
  • Cuando lo cocinas será necesario que remuevas muy bien la tapioca, porque sino quedará en el fondo del cazo y el postre no tendrá el resultado que estabas esperando.
  • La textura del postre va a ser gelatinosa, aunque no quedará tan cuajado como puede quedar un flan.
  • La tapioca es libre de gluten, por lo que puede considerarse apta para celíacos.
Comentarios
blog comments powered by Disqus