» Cocina » Cómo preparar una patata hervida paso a paso

Cómo preparar una patata hervida paso a paso

Galería
Patatas hervidas

Las patatas son una comida deliciosa y muy sana especialmente cuando se sirven solamente cocidas en lugar de fritas. Además es un excelente acompañamiento para servir cualquier tipo de plato. Aprende cómo preparar una patata hervida paso a paso y disfruta de este rico alimento.

Dificultad
Fácil
Instrucciones

Cosas que necesitas

  • Agua
  • Sal gorda o fina
  • Patatas
  1. 1

    En una cacerola en la que se puedan introducir holgadamente las patatas que se vayan a hervir, se coloca suficiente agua como para que sobrepase unos cinco centímetros por encima de ellas.

  2. 2

    Mientras el agua comienza a hervir se van pelando y cortando las patatas si se desea, ya que también se pueden servir con la piel incluida. En caso de preferir pelarlas y cortarlas, hay que tener en cuenta que si se cortan en dados pequeños, se cocerán bastante antes.

  3. 3

    Se echa un puñado de sal gorda cuando el agua esté hirviendo y se añaden las patatas en daditos y en el momento en que comience de nuevo el agua a hervir, se baja el fuego a una temperatura media baja y se tapa la cacerola.

  4. 4

    Según el tamaño en que se hayan cortado las patatas el tiempo de cocción variará. El promedio es de unos treinta minutos pero para comprobarlo se pueden pinchar las patatas con un cuchillo o con un tenedor y si entra fácilmente, es que ya están cocidas.

Consejos y Advertencias
  • Si han sobrado patatas se pueden comer frías en una ensalada por ejemplo acompañadas de un tomate natural, un huevo cocido, cebolla y pimientos verdes y rojos cortados en trozos y aderezado todo ello con vinagre, aceite y sal. También se pueden saltear con ajo en una sartén o utilizarlas para hacer una tortilla. En cualquier caso no se debe dejar pasar más de veinticuatro horas sin comerlas ya que las patatas se estropean muy rápidamente.
  • Si se van a hervir patatas que son muy pequeñas, conviene cocinarlas con la piel incluida.
  • La clave para preparar unas sabrosas patatas hervidas es no dejar que el agua salada deje nunca de hervir para que las vitaminas no se pierdan.
  • Si en cualquier momento se observa que el agua de la cacerola va bajando, se puede agregar más sin problemas.
  • Una vez cocidas las patatas se deben dejar enfriar antes de manipularlas. Para hacerlo más rápidamente se pueden colocar debajo del grifo de agua fría.
  • Si se desea preparar posteriormente un caldo con el agua de la cocción de las patatas, se colocan éstas en el agua fría y se hierven suavemente para salar en el último momento.
Comentarios
blog comments powered by Disqus