» Cocina » Cómo hacer pollo al chilindrón

Cómo hacer pollo al chilindrón

Galería
Cómo hacer pollo al chilindrón

¿Has probado alguna vez el pollo al chilindrón? Es una forma diferente de hacer que los más jóvenes se beneficien de los nutrientes del pollo, el cual es bajo en grasas y alto en proteínas. Además, elaborar un pollo al chilindrón no es nada complicado y su proceso no te llevará mucho tiempo. ¿Te apetece? ¡Manos a la obra!

Dificultad
Fácil
Instrucciones

Cosas que necesitas

  • Jamón
  • Tomate
  • Vino
  • Aceite de oliva
  • Pollo
  • Pimiento
  • Pimienta
  • Sal
  • Cebolla
  1. 1

    Quita la piel de todo el pollo. Tienes que retirar con cuidado toda la piel del pollo. Si quieres ahorrarte este paso compra pollo ya limpio.

  2. 2

    Sofríe el pollo en una cazuela con un par de cucharadas de aceite caliente. El aceite de oliva es ideal para esta receta ya que es más sano y su sabor es más potente.

  3. 3

    Mientras el pollo se fríe pela y corta la cebolla. Tienes que picar la cebolla en dados muy pequeños. Usa un guante metálico y así evitarás cortarte.

  4. 4

    Corta también el pimiento rojo y el pimiento verde. Intenta que los trozos de pimiento queden de un tamaño similar al de la cebolla.

  5. 5

    Lava los tomates y ponlos en un recipiente grande.

  6. 6

    Cúbrelos con agua y después escúrrelos. De esa forma toda la suciedad que tengan se quitará.

  7. 7

    Fríe en una nueva sartén los tomates, la cebolla y los pimientos.

  8. 8

    Cuando la verdura esté totalmente frita, blanda y con un color dorado colócala junto al pollo.

  9. 9

    Agrega unas lonchas de jamón. Corta los trozos de jamón en tacos para que se fusionen mejor con el resto de ingredientes.

  10. 10

    Dale un par de vueltas al jamón y cubre todo el conjunto con vino blanco.

  11. 11

    Tapa la olla y déjalo cocer durante 20 minutos. Hazlo a fuego lento para que el sabor sea todavía más potente.

  12. 12

    Pasado ese tiempo retira la tapadera y espolvorea algo de perejil y de pimienta sobre tu plato.

  13. 13

    Remueve de nuevo y pruébalo. Si necesita más sal o más pimienta pónsela ahora.

  14. 14

    Saca un poco de pollo y ponlo en un plato limpio.

  15. 15

    Vierte algo del caldo de la cocción sobre el pollo y acompáñalo de unas pocas verduras fritas.

Consejos y Advertencias
  • Si retiras todo el caldo y lo colocas en un recipiente limpio podrás espesarlo. De esa forma tu salsa quedará mucho mejor fusionada con el pollo ya que será más densa y estará más pegada a la carne. Solo tienes que poner algo de harina y remover fuertemente durante unos minutos.
Comentarios
blog comments powered by Disqus