» Cocina » Cómo hacer tostadas de queso para untar con salmón ahumado

Cómo hacer tostadas de queso para untar con salmón ahumado

Galería
Cómo hacer tostadas de queso para untar con salmón ahumado

¿Tienes invitados en casa y todavía queda un buen rato para la cena? Elabora en apenas unos minutos unos ricos aperitivos de queso para untar y salmón ahumado y listo. ¡Su sabor es tan rico que quedarán encantados! Además, son tan fáciles de hacer que hasta los pequeños podrán ayudarte. ¡Así luego se los comerán mejor!

Dificultad
Fácil
Instrucciones

Cosas que necesitas

  • Queso de untar
  • Tostadas de pan
  • Salmón ahumado
  1. 1

    Corta unas rebanadas de pan. Aprovecha el pan del día anterior y córtalo en rebanadas gruesas.

  2. 2

    Mete de una en una o de dos en dos las rebanadas en la tostadora y dóralas por ambas caras. Con un par de minutos será suficiente.

  3. 3

    También puedes hacer las tostas con aceite en una sartén. Para ello solamente debes poner algo de aceite y calentarla a fuego fuerte.

  4. 4

    Baja el fuego y mete de una en una cada rebanada.

  5. 5

    Deja que las rebanadas se doren por una cara y después dales la vuelta. Deja que también se doren por la otra cara antes de sacarlas.

  6. 6

    Espera a que las rebanadas estén frías para seguir con la receta. Si intentas cogerlas recién sacadas de la tostadora o de la sartén te quemarás.

  7. 7

    Cuando las tostas estén frías úntalas con queso de untar. Puedes usar queso light y queso normal. ¡También puedes usar de los dos y dejar que tus comensales cojan el que más les guste!

  8. 8

    Corta las lonchas de salmón ahumado en tiras finas y colócalas por encima de tus tostas.

  9. 9

    Espolvorea algo de perejil molido y saca tus aperitivos a la mesa.

Consejos y Advertencias
  • No te olvides del orégano o del perejil. Espolvoréalo sobre tus aperitivos para darles color y aroma. También puedes usar albahaca o simplemente una rama de perejil fresca. Échale imaginación y decora tus aperitivos de una forma más original. Tus comensales quedarán encantados y seguro que querrán repetir.
  • Si quieres darle un toque especial a tus aperitivos haz un adobo para el pescado y déjalo macerar un momento. Puedes ponerle una mezcla de aceite y ajo o hacer un macerado con hierbas aromáticas. También puedes dejarlo con algo de mostaza y de vinagre. ¡Eso le dará un sabor único!
  • Unta algunas lonchas de pan con queso normal y otras con queso bajo en calorías y grasas. Así cada comensal podrá disfrutar del sabor que más le gusta. Separa ambos tipos de aperitivos para que tus invitados no se confundan y puedan coger el que quieran.
Comentarios
blog comments powered by Disqus